Un desconocido me dejo bien cogida

Written by , on 2020-06-12, genre exhibicionismo

Hola soy virginia, ya saben soy de México y tengo 39 años, tengo un buen cuerpo, mido 1.70 mts tengo unos pechos promedio no pequeños pero tampoco muy grandes, un trasero bastante grande sólo imaginen que también mis piernas son equivalentes a mi trasero. Soy de labios gruesos y ojos cafe, cabello rubio, tez blanca.

Bueno esto ocurrio hace un mes y fue con un señor ya maduro, es alto ya canoso y buen cuerpo, se ve que tiene unos 55 años. lo conoci en el transporte público, al salir del trabajo aunque nunca habiamos hablado, siempre me han dado arrimones, él no fue la excepción y es así como terminó cogiendome. Siempre noté que me observaba y ponía una cara de morbosidad y pues claro siempre que lo veía era cuando yo salía del trabajo y casi siempre iba con falda y se me ven demasiado las piernas y muslos.

Una vez salí del trabajo y como siempre tome el público que me lleva a la esquina de mi casa, el autobus iba muuuy lleno pero aun así me subí. Vi a el señor que me miró pero esta vez con más morbo, yo no hice caso, en eso avance a la parte media del camión y él se puso atrás de mí y me pego su verga, sentí un gran a****l! (más tarde me confeso que se lo había acomodado hacia arriba atorando con el bóxer especialmente para qeu mis nalgas lo sintieran). Yo quedé paralizada al sentir ese enorme a****l entre mis nalgas no supe que hacer y lo unico que hice fue quedarme quieta hasta que tuve que bajar del transporte, me calentó un poco imaginar eso en mi culo.

Al día siguiente igual salí del trabajo y tome el transporte público pero esta vez no iba lleno, iba casi vacío como 5 personas pero el señor si iba, él estaba sentado en la parte de atrás, él solo y los a tres asientos adelante ya había gente, no sé por qué pero automáticamente me fui a sentar a su lado él también se vio sorprendido, pero eso no le detuvo, el camión avanzaba y yo estaba poco nerviosa. Un minuto después de sentarme junto a el vi cómo se bajó el cierre del pantalón y metió su mano y saco su verga. Ésta era enorme una verga gorda! Y demasiado larga! Estaba flacida pero se veía enorme! Se veían unos 16 o 18 centímetros así flasida. Yo quede con la boca abierta al verla, me paralice, no sabía qué hacer. el señor riendo me miró y me tomo de la mano y sólo dijo:

-No seas mal educada, saluda.


Llevo mi mano a su verga, estaba caliente ese trozo, la tomé y comencé a acariciar su verga, a masajear y masturbarlo. Sentía como poco a poco empezó a ponerse dura. Yo me mojé de solo pensar en que estábamos en un lugar público y que quería esa verga en mi boca. Llegó el momento de bajarme pero antes, pase mis dedos por la cabeza de su pene, le dije es enorme, tome con mis dedos un poco de líquido seminal que ya comenzaba a salir y lo chupe mis dedos, era muy rico, eso le sorprendió. Me bajé sin decir palabra alguna, llegue a casa a masturbarme pensando en esa verga dentro de mi. Me preparé para el día siguiente, saque una tanga y una blusa, no llevé Bra, solamente una blusa y la camisa, así se me notarían mis pezones. Además metí a mi bolso una minifalda negra pegada y unas zapatillas negras de tacon de aguja para la ocasión... Me vería bien puta.

A la mañana siguiente me vestí normal para el trabajo, con la excepción de no llevar Bra, solo me puse la blusa delgada y con el suéter y la tanga.

Llegando a la escuela noté como algunos compañeros si notaban mis pezones eso me excitó, mi jefe también lo notó, (en otro relato contare como me follo en otro día distinto), yo estaba ya muy desesperada por salir y llegó la hora. Salí del trabajo, y corri a la parada del transporte. Me subí y ahí estaba el, sabia que esta cogida seria inolvidable. Cuando nos miramos yo le guiñé un ojo esperando a que supiera a que me refería. Me senté en una parte distinta de donde él iba. Como el camión pasa por donde hay unos moteles, como a dos cuadras de donde están, le hice señas y me bajé ahí esperando que el igual lo hiciera, yo baje por la parte de adelante y el en la parte de atrás. Caminé con una poca ventaja, notaba como todos me veían y eso me excitó mucho, no sabían ellos ni yo la cogidota que me esperaba.

Al llegar al motel, entras y luego ellos pasan a cobrar, yo me pasé y vi como el señor se quedo con quien cobra y pago, parecía que le dijo que algo sobre mi. Yo rápidamente fui a arreglarme me cambié los zapatos por las zapatillas negras y altas, me quité el sueter y para terminar me puse la falda. Me senté en la cama y crucé mis piernas, ya estaba muy caliente y mi vagina húmeda. Él entró y yo me paralice! Cerró la puerta, me miro y dijo:

-Así te quería tener putita

-mientras sacaba su verga

- ya sabía que eras una prostituta barata.

-Si papi seré tu putita pero dame tu verga!

Me acercaba a él gateando y con mi cara de perra en celo. Yo sin tocar su verga con las manos, la meti en mi boca, me encantaba ver ese trozo de carne que se veía enorme y sin erección apenas me cabia en la boca. Me ponía su gran verga en mi cara que la cubría toda yo le chupaba sus huevos. A pesar de ello me atragantaba y poco a poco se ponía dura dentro de mi boca el me levanto la falda y comenzó a apretar mi culo, cuando ya estaba poniéndose dura su verga, le quite el pantalón y lo tiré a la cama ahí seguí mamando. Le hacía garganta profunda y le acariciaba los huevos con mi mano, le sostenía la verga y con mi lengua le tocaba la punta de la cabeza de su verga, me daba golpes con la verga en la cara y él solo ponía los ojos en blanco. Ya estando dura me la metí a la boca y el me tomo de la cabeza y me jalo para meterme toda la verga en la boca hasta atragantarme yo sentía que me ahogaba pero me excitaba más! (Estando erecta parecía de unos 23 cm) después de 10 segundos me soltó y vi cómo se le puso blanca la cabeza del pene y yo salivaba mas! Lo mire y dijo:

-Que rico mueves la lengua

-Oye! Tienes que devolverme el favor!

Solo rio y me agarro del cabello y me tiró a la cama y dijo:

-Ahora si puta, vas a saber lo que es gozar. -mientras bajaba a mi vagina y levantaba la falda- Mmmm... Pero mira nada más, la putita ya venía preparada que la tanga ya está toda mojada.

Jaló la tanga e hizo que el hilo se metiera en mi vagina ya inflamada. Se acercó y lamió mis labios vaginales ya separados, hizo que me diera como escalofríos pero me calentó todavía más! De pronto sus manos estaban ya metiéndose por mi blusa y me agarro de los pezones, y los pellizcaba y yo tenía placer y dolor! Me quito la blusa, me dejó con las tetas al aire. De pronto me volteó y me puso en cuatro, dejo mi culo al aire y me hizo a un lado la tanga yo creí que me iba a destrozar mi ano pero no, esta vez no ;), me siguió lamiendo desde la vagina a mi anito yo gemía porque me encantaba. Y de pronto se levantó y dijo:

-Cómo esperaba este momento putita.

Luego metió su pene entre mi tanga y mi nalga derecha y comenzó a moverse restregando su verga dura en mi nalga que ya estaba roja de tanta nalgada. Esto me calentó pero me hizo desear más que grite:

-Ya métala! No sea malo! Ya me tiene ardiendo y solo juega!

-No comas ansias putita, yo sabré cuando la meto.

De pronto me tomó de las manos y las puso juntas en mi espalda, continuo pasando su verga entre el hilo de mi tanga y mi culo cuando de pronto hizo el hilo a un lado y acomodó la cabeza de su vergota en mi vagina, me agarro de las muñecas (como los policías cuando te van a poner las esposas) y me la dejo ir su verga muy fuerte! Yo di un gran grito de dolor por como la metió sin miramientos, senti que entro al menos la mitad, de un solo golpe, estuvo un momento sin moverse y despues me dijo:

-¿Ya está feliz la perrita?

Solo recuerdo que lloraba por la embestida y aun seguí gimiendo fuerte. me la dejó adentro un rato y después comenzó con el mete saca. sentía que no me la estaba metiendo toda, sabía que no la aguantaría completa. Y me dijo:

-¿Estás lista para tragarte toda mi verga?

-respondi... - noooo con cuidado, que me parte -le suplique-.

-Jajá... ¿Crees que voy a tratare con cariño? Si eres una prostituta barata.

Me dio una fuerte nalgada y comenzó a meter toda su verga, sentía que no la aguantaba toda. Me dolía mucho ¡Me partiría! hasta que sentí su verga empujar mis intestinos y que sus huevos tocaron mi vagina. Me soltó los brazos y me tomó de la cintura, yo del dolor me agarre de las sabanas y también las mordía. Y comenzó con un fuerte mete y saca. Sus huevos se oían como chocaban con mi culo. Eran un ritmo rápido, a veces se detenía para sacarla casi toda solo dejarme la cabeza adentro y meterla toda de un solo empujon, eso me dolía mucho!. Estando metiendo y sacando me dijo:

-Qué lindo culito -acariciaba con su dedo alrededor de mi culo- hasta dan ganas de partirtelo también.

-me asuste- Noooo por favor! Noooo! Ese nooo! -sabiendo que si me daba por ahí mi esposo se daria cuenta de la cogida que me dieron, si así ya me asustaba el pensar que me diría al llegar a casa

- se lo suplico!.

Solo rio y dijo:

-Está bien putita, pero te los tendrás que tragar y lo que te quede en la cara asi te iras sin lavarte -hablando de sus espermas-, y dijo vaya que si tengo mucho guardado Jaja.

Yo había probado pero nunca habia salido con el semen embarrado : pero con tal de salvar mi culo.... Acepté.

Siguió dándome en de perrito, pero ya estaba toda cansada y me dolía mucho tener esa verga adentro pero me gustaba. Luego me giró bocarriba me quitó la tanga y puso mis piernas en sus hombros y asi me empezo a coger, sentia las embestidas eran mucho más crueles! Después de un buen rato se detuvo y me dijo:

-Pon tu cabeza en la orilla de la cama.

me acomode como queria y se acercó y comenzó a cogerme por la boca, me ahogaba, mientras me apretaba mis pechos, prácticamente me dejo como trapo con esa cogida. De pronto me agarro la cabeza con su verga toda adentro, me ahogaba y sentí unos chorros tibios en mi garganta, sacó su verga y comenzó a masturbarse y me dijo:

-Abre la boca puta! Ahhhh...

Y de pronto ya me estaba bañando en leche, era mucha! Salió disparada me llenó la cara mis pechos! Y por supuesto mi boca igual se llenó, cuando parecía que acababa, metió su verga en mi boca y metía y sacaba, aún me dejó unos chorros en la garganta.

Me dejó ahí tirada, sólo con la falda enrredada en la cintura y toda llena de leche, me dijo:

-no te vayas a bañar, te vas a ir así Jaja,

Yo me levante y me vesti asi como estaba bañada en semen, sentía como mis piernas me temblaban. salí de la habitacion y el ya no estaba, me dejó una nota con el encargado diciendo "Algún día te partiré ese hermoso culo", me fui a mi casa, todos por la calle me veían raro pero no me importó, al llegar me meti a mi cama a dormir porque termine exhausta.

This story from has been read 2 1 8 times

Report abuse in this erotic story

Reader comments on the erotic story

cookies policy Para su mejor experiencia del sitio utiliza cookies. Al utilizar este website Usted consiente el uso de cookies de acuerdo con los términos de esta política.