Segunda fiestas con los amigos de mi suegro

Written by , on 2020-06-12, genre orgías

les voy a contar la segunda ocacion que mi suegro paso por mi para llevarme con otro grupo de sus amigos, aprovechando que ni mi esposo ni mi hija estaban en la casa.


fue un viernes despues del trabajo, en el cual mi hija me pidio permiso de quedarse con una amiga y como ya saben mi esposo sale por trabajo, ese dia al llegar de la escuela en la que trabajo, recibi una llamada de mi suegro, me dijo virginia preparate porque a las 9 paso por ti, hay una fiesta y eres la invitada principal, ya sabes como debes ir vestida.

al cuarto para las nueve llego mi suegro yo ya estaba esperandolo vestida lo mas puta que pude, me puse una mini falda rosa aujstada, con un cordon en una pierna que al jalarlo hace el efecto de subirla aun mas la falda una blusa negra de tirantes sin bra y unas botas color beige, bajo la falda solo traia una tanguita negra, al verme el solo dijo, ahora si ya sabes lo que eres putita.

salude a mi suegro e inmediatamente salimos y subimos en su coche, el con una risa burlona me dijo que el viaje no iba a ser muy largo, arranco el coche y al llegar a la esquina se detuvo en la vulcanizadora que hay ahi y me dijo ya llegamos vicky aqui va a ser la fiesta,yo total mente sorprendida porque por ahi paso diario, le dije que si estaba jugando y el me respondio ya sabes a lo que vienes no te hagas del rogar, al entrar estaba el grupo de 5 trabajadores y el dueño que todos los dias miraba al pasar rumbo a mi casa, al regresar del trabajo, ellos totalmente sorprendidos le dijeron a mi suegro, eres un cabron no creimos que trajeras a tu nuera,el con una sonrisa les respndio paguenme cabrones y cuidado con que me la lastimen.

se acerco el dueño de la vulcanizadora es un señor de unos 55 moreno no muy alto y sin su mano derecha al parecer en un accidente la perdio, le dio un fajo de dinera a mi suegro y le dijo entonces como quedamos vienes por ella mañana en la tarde, mi suegro respondio claro a las 6 de la tarde vengo por ella, ella los va a atender como se merecen, yo me quede asustada porque iba a pasar la noche y todo el dia con ellos, se me acerco mi suegro y me dijo llamale a quien quieras y avisa que mañana vas a llegar tarde, tome mi mi celular y le llame primero a mi hija y le dije que se podia quedar todo el dia con su amiga, porque iba a salir a comprar algunas cosas al centro y posiblemente llegaria tarde, y despues llame a mi marido para decirle lo mismo por si llegaba a llamarme y no respondia, al colgar todos comenzaron a reir y decir que era todoa una experta dando escusas.

los demas de los que estaban eran mas jovenes a quienes disponían de un constitución física mas fuerte y rondaban entre los 28 y los40 años.

la primer hora transcurrio bien aunque se ellos se sorprendieron de verme ahi transformada en una puta, y como siempre me habian visto vestida normal o cuando regresaba de la escuela como una maestra, no cesaron de lanzarme piropos y bromas, y la verdad es que me comenzo a agradar y mas de esos 5 hombres que veia a diario que no estaban nada mal, pues para serles sincera me empezaba a exitar, siendo José el que llevaba mas la voz e insistía entre risas que yo era el premio que su jefe les había otorgado por tantos años de trabajo.

Consiguieron ruborizarme con sus piropos muy vulgares y esos les animo más, cayendo yo en su juego, pues les dije que yo estaba dispuestaa hacer lo que pidieran, a lo que ellos respondieron rápidamente que me sorprendería de ver la vergas que tenían los cinco, y que si dudaba me la mostraban.

Yo ciertamente les había mirado bien y como les cuento parecían disponer de buen arsenal pues el bulto de la entrepierna de algunos les delataba, y no era por llevar el pantalón estrecho, pues Francisco que era otro de los componentes, llevaba un pantalón ancho en el que se marcaba el vaivén de su verga allí debajo.

les dije que seria lo que les gustaria hacer, provocando risas entre ellos y alguna broma mas, pues dudaron de que yo no lo hiciera, contestando despues de esa noche toda la colonia sabria lo puta que soy, pero solo con sus amigos y algunos talleres conocidos.

Me puse otra vez ruborizada y más al estar encerrada en aquel taller de reparacion de llantas, que habían habilitado con una mesa tipo cama en el centro, siendo José el que nuevamente me ataco verbalmente, dejándome caer que entre todos me haría pasar una noche increíble, , diciendo que iba a ser el momento mas placentero que jamás hubiese tenido…, pues ellos se catalogaron como sementales y maestros en el arte del sexo.

Yo decidí seguir el juego, mostrándome una puta empedernida con un marido ausente, que permitía juegos eróticos y más cosas pero siempre con gente de confianza.

Esto les alboroto y sin darme cuenta mientras tomaba sangre de uno de ellos, note como se rozaban se verga conmigo, a la vez que se palpaban también su magnifico paquete, hecho que me hizo mirar ya exitada.

José pareció ser un experto en abrir campo y con mucho tacto me tomo por los hombros mientras acariciándome la nuca con sabiduría, viendo que no lo rechazaba apoyo su verga contra mi trasero, notando yo como su gran verga rozaba contra mis nalgas.

Tuve unos segundos de duda que aprovecharon para ser ya otro el que se acercó para acariciarme los muslos, fui a separarme pero las manos de José bajaron desde mis hombros para tocar mis senos, con un tacto que me hizo cerrar los ojos de placer, mientras Francisco subió su mano de mis muslos a través mi falda hacia mi vagina, que aunque estaba oculta con mi tanguita, estas se habían mojado un poco con aquella erótica conversación.

Ya no tenia escapatoria y era presa de aquellos cinco, pues rápidamente me besaron y una lengua se introdujo en mi boca con deseo que me hizo aflojar todo, siendo sujetada por los brazos de José que aproximo con fuerza ahora su dura verga contra mi, marcado que allí había un semental .

Abrí los ojos y vi como los otros tres se desprendían de su ropa mientras sus dos amigos me tomaban uno por detrás y otro por delante, aunque aun eran con caricias y besos mientras me desnudaron.

Yo no podía dar crédito de como en unos pocos minutos, ya era la puta de esos cinco fieras que diario me veian pasar como una mujer decente, que aparentaban ser una esposa y madre normal, y mas cuando pude ver ya desnudos a varios, pues la dureza y grosor de sus vergas me hizo pensar que allí iba a recibir una sesión de sexo que difícilmente olvidaría.

Fueron dos a la vez los que acercaron sus duras vegas a mi boca mientras Francisco se retiro para desvestirse el también, siendo aquellas dos pistolas de igual calibre aunque una con la cabeza descubierta y la otra cubierta por el glande, pero con un sabor similar pues no tarde nada en comenzar a comerlas, mientras mis manos se lanzaron a palpar sus enormes pelotas que colgaban adornadas con una mata de pelo negro entremezclado, haciéndolas aparentar mas aun su tamaño.

José por atrás se había desnudado y ya note su verga como entraba entre mis piernas buscando calor y lubrificante, viendo que era de una longitud que asustaba, pues asomaba su cabeza por debajo de mi mojada vagina, mientras el mordisqueaba mi nuca y cuello, pues me había hecho sentarme sobre el en una silla mientras sus dos aliados me daban sus duras vergas para sentir su textura.

Busque al quinto que había perdido de vista el jefe y mi sorpresa fue mayúscula al ver que se habían reservado para el final, con el fin de no asustarme, aquel cañón de largo alcance que apuntaba hacia mi con su colosal cabeza brillante asomando en su máximo esplendor entre aquella maraña de espeso bello púbico con tono canoso, que la hacia temer solo con mirarla.

La acerco mientras sus compañeros se reían morbosamente, aunque seguro alguno con algo de envidia, porque sabian lo que me iba a hacer

Lo tome con deseo para su verga, notando que apenas mi mano podía envolver su grosor, viendo una dureza en ella algo insultante, pues para esa edad, más de un joven la quisiera.

José me tomo con cuidado de mi cadera para subirme en su verga, que introdujo con fuerza por mi puerta trasera, produciéndome primero un pequeño dolor, pero que fui mitigado rápido por sus sabios movimientos.

Se dejo caer hacia atrás en la silla , arrastrándome con el hacia atrás, quedando ensartada pero con mi vagina al aire y abierta para el resto de ellos.

Siendo el jefe , el primero en agacharse para comer aquel manjar en su jugo, mientras era bombeada por atrás por jose que me estaba poniendo loca de gusto.

Los otros dos seguían dándome sus apetecibles vergas que tampoco estaban nada mal, para que siguiera chupando, acercándose también Francisco con su verga en la mano para frotarla contra mis duros pezones que eran pellizcados por las manos de todos, pues cuando uno dejaba el otro tomaba posición y los acariciaba.

Me llego así mi primer y explosivo orgasmo que derrabe en la boca del jefe, que viendo mi estado rápidamente se incorporo, limpio sl muñon de su mano y la introdujo de un certero empujon en mi ya muy lubricada vegina, haciéndome pegar un grito por tan salvaje penetración.

Bombeaba ahora con golpes secos y duros mi dilata vagina, dándome un placer indescriptible, mientras por atrás José comenzó a soltar su rica y pastosa leche en mi interior, acompañándola de una sesión de gemidos que me hizo contagiar, pero que apenas podía emitir al tener aquellos dos enormes vergas intercambiándose en mi voca.

Casi pierdo el conocimiento por la fuerza con la que me penetraba el jefe con su brazo y menos mal que el tiempo no fue muy largo, aunque si muy placentero, pues a los pocos minutos, la verga en mi culo comenzó a vomitar ráfagas de leche en mi con una violencia increíble, José que entre bromas achaco a su jefe que tuviese cuidado que lo iba a reventar a el debajo como estaba.

Se separaron los dos desincrustando su verga y brazo de dentro de mi, para pasar a ponerme de pies y ser tomada por las dos escopvergas etas que tanto había degustado con mi boca, uno se posiciono por detrás, mientras el mas mayor me la introdujo por mi ya muy dilatada vagina , notando un cierto alivio pues estas eran algo mas pequeñas.

Pero este alivio se transformo en un rico placer rápidamente, pues estos dos sabían moverse y de que manera, pues llevaban un ritmo tan acompasado que parecían haberlo practicado innumerables veces, mientras gozaba busque donde estaba el que faltaba y lo vi frotándose su duro rabo viendo como daban cuenta de mi, haciéndome un gesto cómplice en el que avisaba que después pasaría el a tomar la alternativa.

Así me tuvieron no menos de 3 horas, haciéndome soltar dos o tres orgasmos, ya cuando notaban que no aguantaba mas, se corrian casi al unísono dentro de mi, inundando si cabe mas mis llenos y rebosantes agujeros, que ya habían recibido muchas descarga de su rica leche.

Sacaban tras recuperarse un momento sus ya marchitas vergas, para dejarme tumbada sobre la improvisada cama, abierta de piernas mirando hacia arriba, entonces note como se incorporaba Francisco, abriendo mis piernas un poco mas con sus rodillas, y tras palpar con su mano mi escurrida vagina, unto con los dedos parte de los jugos que se derramaban para impregnar su duro rabo con ellos, y dejándose caer sobre mi, me penetro hasta mis entrañas con aquelal larga y dura verga.

Comenzó su recital de expertos movimientos que fueron jadeados por sus cuatro exhaustos compañeros que miraban de pies con sus vergas colgando tras sus descargas, como su amigo me cabalgaba como un jovial jinete, fue increíble el aguante y más aun la dureza de aquel largo tronco, que consiguió hacerme explotarvarias veces mas, hecho que era aplaudido por sus amigos.

Finalmente y tras un muy largo rato de esfuerzo note que aceleraba el ritmo de forma endiablada, sintiendo duros y secos golpes mientras escupía fuego por su enorme verga, estando yo ya en un estado de semi trance, pues escuchaba al resto pero apenas podía centrar la mirada y ver lo que hacia.

Quede en reposo sobre aquel campo de batalla, mientras mis agujeros se contraían y soltaban la leche que de ellos rebosaba, durante no menos de quince minutos, pues al verme como me habían dejado, optaron por darme algo de descanso.

asi paso toda la noche hasta que a las 5 de la mad**gada, despues de dejarme descansar un momento, me vistieron y como si fuera ley de todas las fiestas organizadas por mi suegro, decidieron que uno de ellos sacara por las calles a dar un paseo hasta que comenzara a verse la luz del dia, dimos un paseo por las calles cercanas, incluso a esa hora ya comienza a haber gente en la calle que se dirige a su trabajo.

sin importale lo que las personas pensaran de mi, algunas mujeres y hombres, el afortunado a exhibirme llamabacon los hombres que iban caminando solos y les ofrecia manosearme o que yo les mamara la verga, entre esos estaban 3 vecinos que alguna vez nos cruzamos en el transporte publico, ellos me miraban totalmente sorprendidos de verme en esa situacion pero les ganaba la lujuria y me llebaban entre los coches a que les mamara la verga, platicaban mientras el otro vigilaba, y le decian que me conocian de vista siempre con mi bata de maestra y que no pensaban que fuera una verdadera puta

al regresar y les conto todo lo que hicimos y la reaccion de las parajas de esposos que me veian y a cuantos vecinos les mame la verga y tambien los que me reconocieron y como le decian que me veina muy decente con mi uniforme y bata de maestra y como les sorprendia ver que era una puta.

la mañana continuo igal que la noche, se iban turnando de 2 para cogerme por la vagina y el culo, mientras alguno se acercaba a que se la mamara

por su parte el jefe no perdio la opurtunidad de intentar cogerme doble el solo con su enorme verga y el muñon de su brazo incluso metio su braso en mi boca a fin de que se lo mamara simulando ser una verga, cosa que todos le aplaudieron y animaron mas

a eso de las 4 de la tarde ya estaba total mente agotada, llamaron a mi suegro para que pasara por mi ,hecho que agradecí, pues me habían tenido cogiendo por casi 20 horas, una vez que se recuperaron, vi como se iban vistiendo, como pude me vestir, me preguntaron como me lo había pasado… Yo claro no tenia palabras para describir aquello, que habia pasado, ellos me recordaron que apartir de esa noche todos los talleres de la colonia sabria lo puta que soy, y despues de ese momento por cualquier taller que pasara,todos se lanzaran como leones hambrientos sobre una puta barata.

Me preguntaron por mi marido y mi hija, si notaria cuando llegara a casa en mi estado, contestándoles yo que a élos no los veria hasta el dia siguiente,y mi suegro hubiera disfrutado viéndome como me hacian gozar otros junto a él, por lo que dijeron que la procima le dijera que se quedara, y así serian mas vergas las que me harian gozar… riéndose todos por aquella propuesta….

al llegar mi suegro me subio a su coche y despues de exhibirme otro rato, con cuanto hombre solo veia por las calles, con las tetas de fuera de la blusa de tirantes y la falda enrollada en la cintura, mientras llamaba a mi esposo y a mi hija para decirle que ya estaba de regreso rumbo a la casa y que mi suegro habia pasado por mi para llevarme.

This story from has been read 7 3 times

Report abuse in this erotic story

Reader comments on the erotic story

cookies policy Para su mejor experiencia del sitio utiliza cookies. Al utilizar este website Usted consiente el uso de cookies de acuerdo con los términos de esta política.