La nueva señora 9

Written by , on 2022-07-15, genre rómanticos

A la mañana siguiente Miguel se levanta se baña va a desayunar y escucho como Marcela le recrimina a lo que el contesta que se ubique, que todo cambió, que ahora es la mucama, yo la señora y debe hacerme caso, que de pasar otra vez la despediriamos.
Me encanto escuchar eso y me dio la tranquila que a Miguel lo tenia totalmente en enloquecido.
Me dormí un rato más, a las diez me llamo la mucama con el desayuno.
Me avisa que German ya llegó.
LE ordeno que me prepare el baño, que le dé de desayunar a Germán y que me prepare la minifalda negra, la camisa blanca y los zapatos negros, y para hacerla sentir mal le digo, hoy tengo reunion en mi empresa.
Salgo del baño y voy a la cocina y veo a German desayunando. Le recrimino a Marcela que cuando esté el señor Germán el desayuno lo debe servir en el comedor.
Le dijo Germán si está listo para salir me dice: sí señora y nos dirigimos a la empresa.
Al subir al auto le preguntó cómo estaba y me contesta qué bien y le pongo la mano sobre el pantalón. Me pregunta si puede estacionar para besarme y le contesto que no.
Le pregunto si me desea mucho y mw que muchísimo.
Le digo que el es parte importante de mi plan y dentro de poco disfrutaría mucho pero debe entender qué debemos frenar nuestra calentura porque sino se nos complicaría.
Llegamos a la empresa.
Antes de subir le digo qus espere que lo llamaría si lo necesitaba.
Subo y me dice Julieta que están todos esperando en la sala de reunión. Entro lo veo a Miguel en la cabecera, saludo a todos cordialmente y te digo a Miguel se corra que ese es mi lugar.
En su respuesta iba a saber si mi plan tendría éxito o se complicaría. Se levanta me da un beso en la boca suave y me responde sí mi amor perdón.
Esa respuesta medio la tranquilidad que ese hombre haria lo que yo quisiera.
Le digo a Miguel que vaya a buscar a Julieta y al entrar les digo a todos que Julieta estaría presente en las reuniones.
Les pido a los gerentes que me den un pantallazo y que después analizaríamos con mi esposo sí debia hacer cambios.
La verdad no preste la menor atención a lo que decían, solo me fijé que el contador estaba muy bueno.
Al salir salude con la mano a todos menos el contador que le di a un beso le dije que pronto hablariamos.
Fuimos con Miguel a su oficina perdón a mi oficina es que directamente espero que me siente yo precisión y me preguntó que me había pasado que me había parecido le dije que bien que tendríamos que hacer algunos cambios para que le demos un toque más moderno, que me parecía que el vicepresidente era un hombre muy grande y que sería bueno reemplazarlo por el contador que además de saber bien los número de la empresa tenía la juventud como para desempeñar el cargo y como para endulzarle un poquito el oído le dije así vas a tener más tiempo para mí .
Me dice que el vicepresidente había estado en la empresa desde la época del padre quu contador había sido empleado del vicepresidente y que por eso nunca lo había reemplazado.
Qué le digo esos cambios nos daria más libertad pero que si él no quería no había problemas me contesta que no que si yo quería ese haria, me levanto me doy un beso de lengua le acaricio la pija y le digo que encanta que me obedezca.
Vamos a almorzar pero le digo que no hacía falta ir con su auto estaba Germán que el nos llevaría así tenemos más tiempo para estar juntos y sin la presión de tener que conducir.
Me dice que es una excelente idea, le digo a Julieta que ubique a Germán y que le diga que prepare el auto que saldríamos con el Señor.
Salimos hacia el auto subimos ambos atrás.
Miguel lo saluda con afecto y mi chofer muy delicadamente. Veo que Germán miraba por el espejo retrovisor.
Me propongo divertirme, subo arriba de Miguel y comenzó a besarlo este empieza a acariciarme, En el oído me dice tú chófer nos está viendo lo que le contesto que justamente el es mi chófer y él era mi hombre.
Me pongo re cachonda, no sé si con lo que está pasando atrás o por lo que estaba pensando German.
Llegamos al restaurante y al bajar te digo a Germán que nos acompañe.
Bajamos los tres y le digo a Miguel que entre y que consiga un buen lugar.
Al irsa miró a mi segundo hombre y te pregunto como la está pasando me dice qué verme así, cómo lo manejo Miguel le encanta. Le aclaro me deje manejar todo a mí y que muy pronto cambiarían posiciones con Miguel.
Entramos pedimos la comida, trato desinhibir a Germán para que pida lo que le guste.
Para ello le digo qué elija el vino algo que generalmente hace el hombre de la mesa.
Eliige un Malbec que no se si era bueno o no pero que en ese momento era lo menos importante.
En el almuerzo les digo qué me encantaría hacer el fin de semana en la quinta una reunión dónde invitaríamos el contador y su señora, a Julieta y su pareja y que llevaríamos a Marcela para que nos atienda.
Germán dice qué le parecía una excelente idea cómo si el pudiera tomar la decisión.
Miguel dice bueno si les parece lo hacemos.
Lo miro a German me pase la lengua por los labios, le guiñó un ojo le y digo bueno me pongo con eso.
Al salir les digo a Miguel que me daría más tranquilidad que maneje el.
Subo atrás, Miguel al volante y le digo Germán vos vení atrás conmigo.
A subir tiro como broma pero es lo que me gustaría, Miguel pareces el chófer vos.
Ambos se ríen. Con disimulo le pongo la mano sobre el pantalón a Germán y comienzo a acariciarle la pija mientras hablo con mi esposo de qué podríamos hacer en la quinta me propone un buen asado y aprovechar la pileta.
Le contesto que por favor tenga un poco de imaginación que lo que me contesto era una boludez y que si quería estar a mi lado no diga tonterías.Germán no mete bocado, disfrutando de todo.
Llegamo a la empresa Miguel baja raudamente hacia mi oficina y Germán me dice:
-no aguanto más te quiero coger ya.
- Le contesto que no, que se haga una paja pero que espere. Y confíe en mí.
Entro a la oficina, Julieta se acerca y me agradece por la confianza.
Te digo que no que al contrario y que si me era leal y fiel iba a tener mucho beneficios, le comentó lo del fin de semana en la quinta, me dice que ni ella ni el novio tiene el auto y le digo que no pasa nada que lo mando a Miguel a buscarlos.
Me pregunta Miguel para que había llamado el abogado y le digo que era necesario que para tener poder en la empresas me cediera el 50% de todo.
Debía aprovechar este momento de calentura conmigo para ir apropiandome de todo.
No puedo creer con lo ingenuo que es como manejara la empresa, pero bueno debía aprovechar el momento.
Llega el abogado le explica Miguel lo que quería que haga.
El abogado le dice que se demoraria unos quince días en terminar todo a lo le contesto que no había apuro que lo haga tranquilo, saluda y se retira.
Le pido a Julieta que llame al contador, llega se acerca al escritorio.
Le digo que tome asiento.
Miguel se acerca le digo que vaya buscar café para los tres y en el momento que está por salir le digo:
- no, mejor tráenos dos y vos toma afuera con Julieta.
No dice nada, lo trae y me dice, si me necesitas estoy afuera.
Le digo ok está bien.
Miro al contador y le digo: es gracioso pero no sé tu nombre me contesta que Emanuel.
Le cuento los cambios que íbamos a hacer en la empresa que el seria el nuevo vicepresidente,
Me juego y le digo vamos a trabajar juntos que dependerá exclusivamente de mí, me contesta:
Será un gusto Señora y lo corrijo:
Empezamos mal, tuteame y decime Alejandra.
Le consulto que quiere hacer con el viejo Vice, si lo quiere tener a sus órdenes o consideraba echarlo.
Me dice, dejamelo un tiempo, después vemos.
Le aclaro que el manejaria muchísimas cosas de la empresa.
Que lo que no quiera que haga Miguel me lo diga y que yo le daría gusto se sonríe y me dice te tomo la palabra.
Lo invito el fin de semana a la quinta, me dice que le encantaría, le digo que vaya con la esposa.
Hago entrar a Miguel, hago llamar al vicepresidente cuándo entra le doy las novedades te digo el que pasaría contaduría que desocupe hoy mismo su oficina para que Emanuel tome la misma.
Se va bastante molesto lo hago volver y te digo qu no me gusta que que no cumplan mis órdenes o que se enojen, que la próxima vez iba a ser la última.
Baja la cabeza y me dice sí señora y se retira, le digo a Miguel que felicite al nuevo vicepresidente y que lo acompañe.
Me pongo a pensar que me diría Miguel al volver y cómo es una caja de sorpresa entra se acerca me besa me dice como me gusta cómo te estás manejando Lo miro le digo que me encanta que me haga caso.
Le pregunto hasta qué hora va a estar en la empresa me dice que calculaba 2 hora más
para asegurarme que me de más tiempo, y que tenga bastante para hacer le pido que me prepare para la noche y que lo vamos a ver en la cena un detalle de todas las sucursales y que quería que me explique bien todo el funcionamiento y antes de salir me llame así lo espero cómo a el le gusta salgo y le digo a German, vamos a casa.
La chamo del auto a Marchena y te digo que se tome la tarde que vuelva para las 10 para servir la cena, que yo me encargaba de que íbamos a comer, me agradece me dice que a las 10 estaría.
Te digo que más vale porque sino iba a tenerle aguantarme enojada.
Le digo a Germán que se apure que teníamos la tarde para nosotros Llegamos a casa ya en el ascensor empiezo avisarlo a manosearlo le bajó el pantalón ver un pete tremendo y le pregunto si quiere manejar la relación hoy, me dice que sí y te digo bueno qué queres que hagamos me contesta que lo desvista y que vayamos a la cama.
Me levanta me alza y me lleva al dormitorio.
Estoy dispuesta a inicio de dejarme manejar.
Me dice, hoy vas a ser mi putita y empieza a cogerme, me encanta, me hace ir a la cocina y que vuelva con un champagne cuando llegó me dice, hoy lo voy a tomar distinto.
Me lo vuelca en el cuerpo y empieza a besarme y a chuparme el cuerpo.
Me hace hacer un pete me agarra y me dice que el es mi hombre, le digo que no me cabe la menor duda me pregunta hasta cuándo me va a tener que esperar y te digo que muy pronto.
Me aclara que no quiere quedar afuera de nada, le digo no mi amor.
Se queda tirado en la cama y yo limpiando con mi lengua su pija y su cuerpo. Me gusta mucho esto.
Dominar y ser dominada.
Le aclaro que esto lo estoy haciendo para ambos y que muy pronto seremos los dueño de todo
Me vuelve a coger me dice bueno ya fue bastante, a lo que le contesto que para mí él nunca es bastante, que se quede tranquilo que se acercan tiempos muy lindos para ambos, lo beso y le digo que se vaya que por hoy fue suficieb suficiente, me contesta cómo me atrevo a darle órdenes . Ahí le digo que es tiempo de dejar de jugar y que no se olvide que la que manda soy yo.
Sale y me quedo acostada para descansar para cuando llegue Miguel, mi hombre titular.
Continuará

This story from has been read 1 4 7 times

Report abuse in this erotic story

Reader comments on the erotic story

cookies policy Para su mejor experiencia del sitio utiliza cookies. Al utilizar este website Usted consiente el uso de cookies de acuerdo con los términos de esta política.