HOMOSEXUALIDAD Y SALUD parte 2 Versión final Pasivo

Written by , on 2021-01-03, genre gay

Ya decidido a ser un PUTO PASIVO, lo primero que necesitaba era encontrar un macho, un hombre amante que me folle o coja o me entre por el culo y eso no era fácil, implicaba depender de otro, de la voluntad de otro hombre al que debía satisfacer desde el inicio para que acepte entrarme y yo le diera a él el placer que buscaba. Por lo general los activos que follan a hombres son machistas, maleducados y bastante violentos y desprecian a los que se les entregan, eso tuve claro desde el principio, para ellos era una basura, ¡¡Un puto de mierda!! Por lo tanto nunca di ni dirección ni nombre real y más tarde fui restringiendo el teléfono también y ello me fue muy útil en situaciones complejas. Publiqué aviso

Hombre (60) busca HOMBRE ACTIVO o VERSATIL para cita íntima

Roberto de barrio Villa Urquiza casado 60 años muy caliente deportista 1 70 y 68 kilos blanco no vello no barba no bigote discreto delicado culto cariñoso respetuoso nalgas duras agujero pequeño ideal para abrirlo Busco HOMBRE ACTIVO o Versátil con experiencia para encuentro o relación informal desde 35 hasta 80 años figura razonable buen aliento perfumado y buena herramienta (pene), chupo y recibo leche en la boca y por atrás con forro (excluyente) -- Lugar En tu departamento u hotel prefiero por estación Lacroze Retiro Congreso o eliges lugar (voy al interior si arreglamos con el pasaje) – No tengo auto Mis horarios preferente hasta 23 horas a la tarde jueves y viernes y el sábado y domingo hasta las 24 – – No fumo no bebo no drogas No cobro pero pagamos hotel mitad y mitad, Detalla mail y teléfono No contesto si no está completo. No vueltas – Solo seriedad
absolutos. Saludos robert2020@gmail.com

Una de las primeras veces que anduve buscando macho Activo, tuve al respecto dos experiencias desagradables, una tarde de mucho calor tuve una cita en Belgrano en un bar, a las 18 horas, con un hombre de unos 50 años, llegué acalorado, el hombre desagradable estaba sentado en una mesa en la vereda, ni me ofreció un refresco, al llegar me espetó “Creí serías más joven” me levanté dije “Adiós” y me fui o sea estuve viajando bajo el sol caluroso una hora mínimo y todo para nada. Pero en general, será por mi cuerpo delgado, 1 70 y 68 kilos blanco atlético, tanto los pasivos como los activos me aceptaron sin problemas y hasta algunos se enamoraron de mí, “Aunque usted no lo crea”

Siempre incluso está la posibilidad de sufrir una agresión física, a eso hay que estar atento, en la prensa hay noticias de hombres agredidos por patoteros que son guapos en banda y cobardes en persona. El caso mío como practico Artes Marciales ese punto no me preocupaba, nunca sufrí ese tipo de agresiones, y además nunca mostré en público mi faceta homosexual.
Uno que primero me contestó fue Claudio@ un gordo soltero de unos treinta años, blanco, sonrisa amplia 90 kilos, alto 1 75 mínimo, activo, según él electricista, nos encontramos en Once e íbamos a un hotel de la zona. Nos vimos varias veces, me llamaba sábado a 8 horas y quedábamos para la tarde a 16 30 horas, su teléfono terminaba en – 03 así que lo reconocía; al principio todo iba bien, yo pagué siempre el hotel, se acostaba boca arriba, tenía pene chico él abría las piernas y yo me sentaba encima y me entraba todo, me movía hasta que acababa o se corría, como yo no acababa o no me corría nunca, podía recibir pene por el culo todo el día, Claudio una vez me dijo fui el único que lo hizo acabar cuatro veces. Al principio todo anduvo bien, pero después me hacía el cuento era su cumpleaños y le regalara dólares – Yo le dije que sí pero por supuesto no le di ni la hora, estaba loco si creía me sacaría un mango; Le regalé un par de calzoncillos que compré en una tienda al salir del hotel -- Y no lo vi más, era claro cuando no pudo sacarme mi nombre verdadero ni mi dirección desapareció ni me llamó. ¿Qué buscaba realmente Claudio? ¿Un tipo peligroso? No lo supe nunca pero No paguen dinero a quienes no conocen ni le den nombre verdadero ni dirección, ni celular y siempre si sospechan, huyan despavoridos, soldado que escapa sirve para otra guerra.
También en invierno, hacía un frío de cagarse, a las 21 horas cerca de casa, después que dejó el turno de trabajo, en una esquina me recogió un taxista de unos cincuenta años, me dijo vivo solo con un sobrino, hoy estoy solo ven te llevo a casa en el taxi, vamos a Villa Balle X, a quince minutos de aquí, llegamos a su casa y me sorprendió, eran las 22 hacía muchísimo frío pero tenía dentro de la casa tres estufas eléctricas encendidas las 24 horas y en la habitación hacía calor, nos desnudamos nos acariciamos en 69 largo tiempo, luego me puse de costado, el en mi espalda me entró por el culo, se corrió me acabó adentro del culo dos veces, por entonces eran la 23 30 me llevó de vuelta, y me dejó a dos cuadras de casa, al otro día me mandó mail, un sobrino venía a vivir con él y no podía repetir, no lo vi más.
-
Una experiencia singular y extraña fue con uno que se hacía llamar Caballero de la Luz@ un español bien parecido, de unos 50 años, 1 80 75 a 80 kilos, de alto, atlético, guardia de seguridad en un mercado, vivía al día, muy pobre, con historia extraña, era divorciado, cayó a estas tierras por razones que yo no entendí, ni comprendí por qué un hombre digamos de clase media, vivía casi en la pobreza y pregonando a quien quisiera escucharlo “Él era hijo de un guardia de honor de XX” en España. Nos mandamos mails y fui a su casa a 22 horas, era verano, en José C. Paz en el corazón de casitas bajas y continuas muy lejos de la estación. Tomé el tren y tuve que caminar dos horas, en calles oscuras y extrañas, y llegué a su humilde vivienda. Encontré él era más pasivo que activo me contó su historia y me chupó un poco el pene o polla, fumó un porro, me ofreció y negué y no dio para más. Y volví a casa a la 5 00 de madrugada por calles peligrosas, esperando el bus solitario en la parada, a merced de algún posible ladrón violento y llegué a casa al fin después de tomar varios buses. Nunca más lo volví ni quiero volver a verlo. En el bus de vuelta vine pensando “Sólo a un irresponsable ingenuo como yo se le podía ocurrir emprender esas aventuras en el peligroso culo del mundo o sea en los barrios suburbanos peligrosísimos de la provincia”. Este hombre me pareció alguien frustrado y peligroso y para colmo consumía drogas. Jamás supe ni quise saber qué andaba haciendo una persona tan culta y de buena presencia, en esta condición tan lamentablemente miserable.
.
Me contactó por mail un portero de edificio de la avenida San Martín al XXX, llamado amigacho@, de unos 50 años flaco fumador, ordinario y repugnante, para que fuera a su departamento a la tarde, la condición fue llevar tres latas de bebida cola heladas y cigarrillos, que él, tirado boca arriba desnudo en la cama, iba bebiendo y fumando lentamente mientras yo le chupaba el pene (¡¡Fue mi primera vez en mi vida!! Hoy me revuelve las tripas pensar chupé la pija a este sujeto) me dio bastante asco, yo acariciaba todo su vientre por lo menos por quince minutos. Cuando él se calentaba lo suficiente (La cafeína) y su pija larga y gruesa se erguía yo me entonces me ponía de espaldas boca abajo y él tiraba todo su cuerpo sobre mí y me rompió el culo (literal) Nos vimos unos meses y después cortamos. Me dijo no quería se entere el administrador del edificio. Era un tipo peligroso así que no nos vimos más ni lo llamé más.

Tiempo después por mail contestó a mi aviso Michel Rube@ un hombre, caballero, culto agradable, que no se citaba en hoteles así que venía a casa solamente, Fue el único que me dio su tarjeta y yo le di la mía. Era de baja estatura, 78 años, sólo activo, lechero, muy sexual, tenía pija o polla pequeña pero rendidora, me ponía boca abajo tipo perrito, en el borde de la cama, me lubricaba el culo con un gel y era incansable bombeando dentro mío, haciendo que yo sintiera adentro mi intestino su leche caliente cuando me acababa y así llegaba a la cumbre del placer. Como su pija o polla era chica no me dolía mucho pero no llegué a acostumbrarme totalmente. Se sentaba en el borde de la cama, yo abría mis piernas me sentaba en su regazo de espaldas a él y me iba deslizando hacia abajo mientras me iba ensartando por mi propio peso, el placer fue inenarrablemente grande, tanto que una vez tuve que levantarme y descansar un segundo, antes de volver a ensartarme de nuevo porque el placer me dio vahídos. Me confesó fui el único que le hizo correr o acabar cuatro veces. Ambos estuvimos juntos desde noviembre hasta mayo o junio; en un momento me escribió sufrió un ataque de presión y se estaba reponiendo unido a los nervios de su actividad profesional y dificultades por lo que tuvo que poner un paréntesis obligado. Nunca más supe de él. Lo llamé por teléfono pero no pude comunicarme. Fue una verdadera lástima, y sentí muchísimo su ausencia, aunque después mi salud me agradeció.

Me contactó un hombre (ni siquiera recuerdo su nombre) de unos 35 años 1, 70 y unos 75 kilos, blanco bien peinado, lindo hombre, de Tigre para encontrarnos a 17 horas en la entrada del barrio chino, en la estatua del dragón, así que lo esperé y él al llegar me saludó de lejos con una seña, nos presentamos y fuimos al hotel a dos cuadras de allí, entramos a la habitación y nos desnudamos, nos besamos y de costado me agarró de la cintura, entró en mi culo con su buena pija, desde que llegó hasta que nos fuimos el turno de tres horas. Me comentó fumaba marihuana, en el trabajo para rendir mejor y le daba buen resultado, me ofreció pero me negué. Al lado de la cama había un caballete angosto de madera que tenía el lomo acolchado y un extremo más alto que el otro, que era de altura de la cintura de un hombre parado, más o menos. Yo subí al caballete boca abajo, puse mi vientre en la parte más alta con las piernas colgando a los lados y mi culo y las nalgas se abrieron naturalmente y él parado detrás de mí me entró hasta el fondo, fue delicioso. Al finalizar, salimos del hotel, me dio las gracias, me dijo adiós y no volví a verlo, ni siquiera recuerdo su nombre.

Para esa época comenzaron mis problemas de salud, un resfrío persistente que me llevó a guardar cama quince días, atendido solícitamente por mi esposa que no tenía ni la menor idea el porqué de mi enfermedad, Yo tampoco me di cuenta al principio, mi psiquis de hombre macho varonil, no aceptaba ni toleraba internamente mi lado femenino ni mi homosexualidad y reaccionó violentamente por mi punto débil, mis bronquios y pulmones, me bajaron las defensas inmunológicas por lo que tuve una sucesión de ataques de resfrío en los que caí en cama y me levantaba y así estuve por meses. Recuerdo sentía un cosquilleo continuo y desagradable en el culo que hoy gracias a Dios desapareció.

Uno que me interesó fue Alex@ un hombre de un joven de unos 30 años que estaba en pareja con una joven, un gordito simpático y caliente en avenida X esquina Avenida X a unos 10 minutos de casa por bus, calificado por él mismo era “más bueno que el pan”. Me entró en su departamento una tarde, parecía tener poca experiencia, lo tuve que calentar, chupar su pija y finalmente me entró en el culo de costado y me acabó adentro, me envió mails diciendo se separó de su mujer y andaba yirando (dando vueltas) Me iba a llamar “cuando consiguiera donde vivir” pero fueron promesas y nada firme hasta que no le contesté más.

Un hombre bastante repugnante de unos 50 años fue papiruso@, nos vimos una tarde en Lacroze y fuimos al hotel. Fue experiencia desagradable, y nada rescatable, nos desnudamos, le puse el forro, me entró su pija y minutos después acabó y fin, me lavé (él ni lo hizo) bajamos me dijo -- Salgo antes no quiero me vean -- Ni siquiera se despidió. Perdí lastimosamente mi tiempo y -- mi dinero.

Una de mis peores experiencias fue Juan XX, un hombre de unos 45 a 50 años, blanco, pelo negro, medio analfabeto, venía de bastante lejos la provincia de algún suburbio de Buenos Aires, nos encontramos en Belgrano cerca del barrio chino en una plazoleta. Vestía campera negra y un pantalón raído de tela jean algodón con agujeros. Me dijo no podía salir de su casa dejando ropa afuera tendida para secar porque la robaban al toque. ¡¡Imagínese desde donde vendría!! Casi le dije no me gustas, pero comenzamos a hablar en la vereda y pareció potable. Me contó hacía 6 meses no penetraba y tenía leche en cantidades para regalar. Fuimos al hotel allí cerca, pagué yo (Tenía pinta de no tener un cobre) y entramos a la habitación, nos desnudamos, me coloqué el condón, me puse gel en el culo, me puse en posición “perrito”, esperé se acerque, me puso la pija en la entrada de mi ano y -- ¡¡Me dio un feroz empujón que me hizo gritar de dolor!!! -- Y acabó o se corrió y allí terminó el encuentro. Me dijo -- Ya me corrí o acabé no tengo más – Se vistió y se fue. Mi aventura no duró tres minutos, Fue una muestra de lo que puedes esperar al no ser cauteloso al tratar con desconocidos. Y fue tan caradura que volvió a llamarme para un nuevo encuentro, Ni le contesté, en realidad me contuve para no insultarlo, mandarlo a la puta madre, era lo que merecía, pero yo nunca insulté a nadie. Es una prueba de los desastres que puedes llegar a encontrar en una cita a ciegas.

Tuve varios machos, la mayoría desagradables a los que vi solo una vez, Fernan, Clau, Papiruso, Joaqui, Arturo, Belkys, Carl V, Luis C. y varios otros cuyos nombres ni recuerdo. Uno fue un peluquero tenía peluquería en Floresta, que me folló o penetró una noche después de cerrar su negocio, fui una sola vez, me bajé pantalón y calzoncillo, me puso de rodillas mi culo contra una camilla de cosmética, y se bajó el pantalón y me entró, con su pija o polla rítmicamente unos minutos, hasta que acabó o corrió… finalizado se levantó, subió su pantalón y se fue de allí, yo busqué el baño y me limpié la cola con toallas de papel, me subí la ropa, y me fui del negocio y no nos volvimos a ver. La nómina de mis contactos y quienes me entraron, es larga con anécdotas la mayoría desagradables y repugnantes, ocasionales, algunos me buscaron una o dos veces con intención de sacarme plata, o saber mi nombre verdadero y dirección para chantajearme seguramente.

Aunque usted no lo crea me entraron por el culo ¡¡En el cementerio!! Es una muestra de lo insólito que se puede esperar cuando se comienza a bucear en la homosexualidad, a buscar machos para que te entren o cojan (argentinismo) por el culo. Finalmente después de mucho trabajo, idas y venidas conocí y tuve sexo con Sebas@ alto, blanco, delgado, higiénico, de unos 40 a 45 años, bien parecido, agradable, según me confesó, puto para los dos lados, estaba con varios amigos que se entraban entre ellos. Pero su semen era desagradable y no me gustaba chupar su polla, desabor agrio y desagradable, muy caliente, me chupaba y le chupaba, besos, caricias, nos mamábamos las pijas y tomábamos leche y me entraba por el culo con su buen pene y salíamos satisfechos, estaba en un grupo de putos que se daban entre ellos y quería yo lo integre. Él iba en las tardes a una plaza frente al cementerio chacharita al anochecer y se sentaba en un banco, cuando enganchaba a alguien iba al cementerio, por una puerta de hierro sin candado, lateral pasaba a una escalera de mármol al subsuelo. En la escalera, en verano y cuando hacía calor las parejas se entraban y mamaban sin molestarse unas a otras, cada una en lo suyo y como es gratis había muchos clientes por la zona. Yo me estacionaba en algún escalón vacío, me bajaba el pantalón y el calzoncillo y me ponía con la cara contra la pared, él sacaba su enorme pene o pija, yo lo agarraba con mi mano y lo apoyaba en mi ano, con la otra me apoyaba en la pared, me daba un empujón y la pija entraba haciéndome doler y dándome muchísimo placer, estábamos así hasta que acababa y nos limpiábamos con papel higiénico, nos dábamos la mano y cada uno a su morada (mi salida sólo tardaba una hora y estaba de vuelta para la cena en casa sin deseo (y con el culo ardiendo). Para ser honesto Sebas@ alias sebachelor@ fue uno de los mejores machos que tuve, serio, no vueltas, no lejos de casa, con una buena herramienta o pija. Amable serio, buena pija o polla, cuando comenzó la cuarentena estábamos mejorando nuestra relación y fue el momento que corté con mi homo.

Desde siempre me interesaron los travestidos, nunca tuve claro quienes o qué eran, ¿Hombres? o ¿Mujeres? O ambas cosas. De caliente que soy, quise averiguar algo más y puse un aviso solicitando macho diciendo yo era un travestido, me contestaron por lo menos 20 tipos que querían entrarme, hasta que se daban cuenta yo no era travestido sino solo puto, y desistían seguir la relación, no entendí cuál es la fascinación del travestido, pues es lo mismo entrar a un travestido que a un puto, pero cada uno tiene sus fantasías. Decidí conectar por la web y elegí uno que promocionaba en una página “Tacos X”, y no estaba lejos de casa. Decidí visitarlo, era uno que vivía cerca de Avenida Mosco X y los Consti X, Concertamos una cita una tarde bastante calurosa a 16 horas, eran tres travestidos y vivían en un departamento de un edificio y trataban de no llamar la atención al consorcio para evitar los expulsen. Llamabas por teléfono y cuando ibas llegando a la puerta bajaban, te abrían y entrabas, y subías, pagabas la tarifa (bastante alta) y venía la “chica” a atenderte a una habitación a media luz casi, pintada de rojo, con TV. Yo pedí un activo y pasivo, me atendió un travestido, alto 1, 80 y digamos 25 a 30 años, linda mujer depilada íntegra, perfumada, delicada, nos besamos, me mamó le mamé y finalmente me entró por el culo con condón, me acabó o se corrió y me invitó a pasar al baño limpio y discreto (fueron unos 35 a 40 minutos). Ya sin libido lo miré en la media luz y noté claramente sus caderas estrechas de hombre, delataban no era mujer a pesar que tenía implantes mamarios.

Cuando terminó la experiencia me di cuenta mi deseo de conocer a un travestido fue más fantasía que realidad, quizás si él hubiera sido pasivo y yo le hubiera entrado hubiera sido distinto, lo único real fue la pila de billetes que me costó y me agarré la cabeza por estúpido que fui al regalar la plata.

Quizás la propuesta más inesperada y extravagante fue cuando recibí un mail de un hombre que tenía una radio emisora en un pueblo a una hora de la Capital por la línea de Tren a Lob X a Liniers y Retiro. Hasta me mandó incluso el logo de la radio emisora. La propuesta fue, yo iría hasta la estación de tren de la ciudad y él me recogería allí. La oferta era, Me quedaría un día en su casa y luego me volvería. Era atractiva, coger, o me folle todo el día, almorzar y quizás quedar en su casa hasta el otro día. Era una propuesta interesante y novedosa, yo no tenía impedimento para viajar y además me recibiría y no gastaría dinero allí y visitaría su radio, pero me pareció no era lo que buscaba, era una aventura interesante y posible, pero yo quería un amante no lejos de mi barrio y esta propuesta ampulosa no la esperaba -- Así que quedó en la nebulosa y el tiempo lo fue disolviendo hasta que quedó en la nada.

Finalmente, voy a presentar al que fue mi último y verdadero amante, Bicto@, nos conocimos hace un año y medio cuando por mail contestó un aviso mío.

Todas las anteriores, relaciones fueron ocasionales que duraron una o dos citas. Hasta que conocí a Bicto, un hombre de unos 50 a 60 años, soltero, bastante delgado cabello cano, trigueño, barba incipiente, muy sexual, que contestó un aviso mío en el que yo buscaba macho activo de buena polla o pija para follar o coger de manera discreta y continua. En esa época yo estaba convaleciente de uno de mis resfríos y no podía salir a la calle por lo que nos comunicamos por mail. De inmediato congeniamos, era educado, delicado, trabaja en una editorial y vivía en un colegio y quedaba solo y libre los sábados y domingos. Yo no le conté de mi vida pero él me dijo estaba casado y separado, tenía un hijo grande, su mujer a la que seguía viendo esporádicamente, vivía en su casa, en los suburbios. Desde el principio se comportó bien en sus cartas mail. Me pareció un hombre de mucho carácter, maduro, inteligente, buena conversación y muy claro en su orientación sexual.

Me dijo Soy versátil, doy por adelante con mii polla y recibo por el culo y me gustaría conocerte. Un detalle que me interesó fue, me dijo -- Tengo lugar en el barrio de Almagro y puedes venir los fines de semana porque estoy solo. Mi teléfono es 11 XXX y puedes llamarme si te interesa para confirmar un encuentro -- Esto nos dio flexibilidad de horario y un alivio económico porque la tarifa de hoteles en Buenos Aires Argentina es bastante alta.

Lo llamé por teléfono, hablamos algo, y confirmó todo lo que intercambiamos en los mails por lo que quedamos encontraros el sábado siguiente a la tarde a 16 horas. A mi esposa le dije que iría a visitar a un amigo y entrenar Artes Marciales, y calculaba llegaría de vuelta entre19 a 20 horas (en realidad no sabía que resultaría de la cita) y ella asintió, agregando “cuídate no vuelvas tarde de noche” La tranquilice y salí hacia su domicilio. No voy a hablar ni dar detalles de su casa ni de su calle y número para no dar indicios que puedan perjudicarlo ni identificarlo. Llegué a la puerta toqué el timbre y me atendió hombre maduro, cabello cano y negro, algo enjuto, piel blanca morena y vestido normal, no demasiado alto, unos un metro sesenta más o menos y unos sesenta y cinco kilos, que me pareció poco interesante

¡¡Y qué error cometí!! No aprecié es el hombre más sexual y sensual que existe, que me llevó hasta el paroxismo del placer. ¡¡Y qué pija señor, que pija tenía!! Una pija enorme gruesa y larga como descubrí después, con la que me rompió el culo y me hizo sangrar. Al llegar nos saludamos y fuimos directo al grano, e inicié la conversación como lo hago siempre -- ¿Qué te parece, te gusto yo? ¿Podemos seguir adelante? -- Sonrió y me contestó – Adelante puedes ir al baño a higienizarte y vamos a mi pieza --

Nos metimos en su cama no muy ancha, bajo la frazada porque hacía frío, nos comenzamos a besar y acariciar y seguimos largo tiempo. En un momento agarré su larga y gruesa polla o pene (y pensar que en un momento yo creí tendría pija chica ja, ja, ja). Él era terrible, nos besamos sin tiempo, segundos, minutos horas. Me enloqueció con los dedos en mi culo, en mi vientre y experto en acariciar hombres, dar y recibir placer, por lo que yo en un momento no pude más y le dije ¡¡Entrame por el culo córrete, acábame y dame placer!!! Me puse boca abajo y abrí las piernas y sentí en mi ano entraba su pene de tamaño enorme, grande y grueso, entró la cabeza pero me dolió mucho porque mi esfínter no estaba bien dilatado pues hacía tiempo no me entraban. Me acabó adentro entre besos y caricias quedamos conformes y decidimos vernos otro día. Una de las cosas que me llamó la atención fue que Bicto@ vivía para el placer el cual giraba alrededor de su culo y su enorme pene, con aditamentos como ponerse broches que duelan en las tetillas para obtener orgasmo, o vivir con un dildo en el culo todo el día.

Yo en mi lejana adolescencia y juventud desconfié del placer sexual y nunca quise se desbocara, me arrastrara pues sabía podía destruirme, recuerdo tenía un amigo mayor que yo que no formaba parte del grupo de compañeros, hasta que una vez alguien dijo – Vamos a follar un puto de mierda y a divertirnos – Caminamos por una calle, nos detuvimos, tocamos el timbre de una casa y grande fue mi sorpresa cuando abrió la puerta de calle ¡¡Mi amigo!! Él era el puto de mierda.

Ya dije repetidas veces pasé años buscando un amante puto hembra pasivo fino, femenino, de “buena presencia” dulce, amable y serio y curiosamente los encontré, los pasivos fueron Benja@ y Mimosa@ y mismo cuando busqué un macho activo y con buena pija, ese fue Bicto@

Después de buscar un amante Activo por años ¡¡¡No podía creer haber conseguido a Bicto@!!! Pero lo cierto es que después de altibajos por mi complejo de culpa, miedos míos y otras yerbas, comenzamos a solidificar nuestra relación nos vimos regularmente y el único problema fue él tiene en pene grande y yo tengo el ano estrecho y me hizo doler mucho aunque últimamente se fue dilatado y pudo entrarme casi todo el largo del pene con lo que lo hice o gozar al máximo pues no quise perderlo. Al él vivir solo pudimos pasar horas y horas teniendo sexo dejarme su pene o pija adentro mi culo por horas, una vez nos acostamos a las diez de la mañana y me retiré de su casa a las veintiuna con el culo y la boca llenos totalmente de leche de hombre, y como corolario el ano ardiendo y sin poder sentarme una semana. Bicto@ era experto en culos y para él entrar y le entren por el culo era su objetivo en la vida, tanto su vida giraba alrededor de ello, me enseñó a dilatar el esfínter, me dijo en la mañana, todos los días debes ir al baño con las dos manos estirar el esfínter poniendo los dedos adentro uno o dos minutos, así vi que en un mes tenía el ano muy dilatado, y cuando me ponía patas al hombro él arrodillado en la cama me metía sus dedos y me decía “Tu cola está pechocha” (preciosa) lo que me hacía morir de placer, a lo que seguía, entrarme la cabeza enorme ahora lubricada, que yo la iba sintiendo dentro mío mientras gemía suavemente primero y gritando después debido al intenso dolor anal combinado con placer maravilloso que me envolvía completamente. Me dijo su abuela, quien lo crió, le enseñó a dilatar el ano en su infancia, a ponerse un pequeño trozo de hoja de aloe cundo estaba ardiendo y a desinfectarlo untándolo con pomada de alcanfor, la misma que se usa para abrir las fosas nasales y gracias a ello tenía un agujero enorme y en el cual entraba fácilmente una pija de tamaño grande. Varias veces quiso le entre con mi pene pero no me interesó yo no quise desviar su atención de mi objetivo principal que era Recibir su pija enorme dentro mío y sentirla

¡¡Qué placer Dios mío!! Fue placer inenarrable, que no se puede comparar a ningún otro deleite que uno puede sentir en la vida, no hay otro placer igual que se le puede acercar siquiera, pero que sólo debes degustar a cuentagotas una sola vez porque si te sumerges en él, te devora y te quemas inexorable y completamente y terminas siendo un espectro quemado solo cenizas, frustrado arrastrándote toda tu vida implorando pija o pene, droga necesaria, desde que te levantas hasta que te acuestas.

Bicto@ una vez trajo un amigo para hacer un trío. Invitó a un amigo suyo, un gordo rubicundo de unos 50 años, y tuvimos una sesión, fue mi primer y único trío, Bicto@ le daba por el culo y el hombre se deleitaba chupando mi pija, hasta que acabaron, la verdad no me gustó, no soy amigo del sexo en grupo y menos con alcohol ni drogas. Por ello pedí a Bicto@ entre nosotros no usar droga ni alcohol, y a lo último también él rechazó las drogas.

Cuando yo volvía convaleciente de mis resfríos y también después, en la cuarentena, yo al levantarme de la cama en la mañana lo hacía terriblemente caliente o excitado cachondo, y cuando abría la PC siempre tenía un montón de correos a contestar, la mayoría eran basura pero me distraían y solo algunos eran rescatables, pero por lo menos me distraían cuando estaba inmovilizado en casa. Cuando comenzó con la cuarentena por el virus C y no pudimos vernos, nos comunicamos por mail, tanto que hoy hace tiempo no pude verlo a Bicto@, no pudo entrarme su pene, no pude disfrutar sus caricias ni mamar su herramienta. Voy a transcribir algunos de los últimos mails que intercambiamos para sirvan de ejemplo y los lectores puedan dimensionar la magnitud de nuestra relación

Le envié un mail Yo le dije Me gustaría para ti vestirme con bikini roja y medias negras, ya te digo… lo compro antes de ir a tu casa lo guardas pera no llevar a casa Sería la primera vez me visto de mujer.

Bicto@ me contestó: Y ya te digo, Respecto a esta posible cuarentena si hay bus colectivo... te vienes igual y trae lo que quieras...
Si quieres disfrutar el sexo... a disfrutar... y tranquilo...
ESTAS UN POCO BASTANTE ACELERADO...TRANQUILO...
Si hay colectivo de ida y vuelta... te espero el sábado a la mañana... no hay problema...
Vemos como camina eso del transporte.

-- Agregué Yo Quisiera hacerte un regalo -- El año pasado no te saludé ni te regalé para tu cumpleaños -- muy maleducado
Y quizás voy a llevar una bombacha tiro corto y medias negras -- soy feliz mostrando mi culo y veo cómo te excito y se endurece tu pene al acariciarme las nalgas -- besos

---Bicto contestó -- Gracias por aceptar mi propuesta… Antes que nada es no solo para que pensemos en otras cosas...
Si no para la epidemia, voy a pensar una experiencia que no compartí con nadie...TODAVÍA...
Si tu última follada es lo que me imagino, imagino lo que pasaría… soy muy sensible analmente... y tú también...
Creo que será una linda experiencia...
Así que prepararnos esa experiencia... y así hay otras cosas para disfrutar juntos...
Ya iré juntando para comprar algo... siempre pensando en tu sensibilidad. Nueva forma de amar.
Gracias y besos

Yo le contesté -- Me gusta muchísimo te sinceres conmigo, que digas me amas, -- Yo solo quiero agradarte y estés bien Si te gusta te entraré por la cola -- veré que puedo hacer pero prefiero tú me entres -- hasta el fondo -- para mí es lo MÁXIMO sentir tu pene y como se dilata la cabeza una vez que pasa el esfínter
Me parece bien el Dildo pasivo para ir ensanchando el agujero anal y que sea de varios tamaños -- vemos -- ¿Tienes alguno?

¿O es algo que te gustaría tener? ¿Para ponerlo en mi agujero? Te digo con uno de esos mientras me va entrando te muerdo el pene y empiezo a gritar como loca -- te advierto si me descontrolo de placer grito y me retuerzo y no puedo parar -- me pasó solo una vez cuando Michel me desvirgó me hizo sentar en su regazo y me entró su pene que era chico así que entró todo fácil -- y fue tanto el placer que disfruté que tuve que parar me sacó y estuve unos minutos inmóvil con estertores y gimiendo

-- Bicto@ contestó – Sí, esto que me dices seria mi idea...
Me lo pongo y te entro… Me excita mucho... y tengo buena erección Es un Dildo interesante...
Ahora debería juntar fondos y tenerlo...
Pero para tí...tendría que ser algo más fino... creo... si aguantas eso sería genial...para mi está bárbaro...
Habría que verlo… o consultar... medidas... costo... y si es símil

Le mandé mail donde le explique, mentí dije estaba débil y confuso y no iba a seguir y le di gracias por su amor y su pija, pero no iba a seguir, para mí dejar la homosexualidad era cuestión de vida o muerte

Me contestó con un mail que decía ¡¡QUÉ TE PASA!! Tranquilo ya hablaremos (Textual).

Bicto vivía en un instituto que clausuraron por la pandemia --- y a diciembre 2020 seguía cerrado, por lo qu se fue de allí y perdí totalmente el contacto. La cuarentena fue un regalo de Dios, me mantuve irreductible, no contesté sus mails y no insistió. Y esta fue mi última conversación por mail con mi amor imposible homosexual. No más trío ni pija en mi culo, ni travestidos pasivos o activos

Esta cuarentena fue muy buena pues me hizo comenzar a pensar desapasionada y fríamente y elaborar y poner en práctica una idea que venía especulando desde tiempo atrás, contemplándome a mí mismo me odiaba sentir y actuar y aguantar insultos como un puto vulgar y arrastrado. Yo no era ni vivía por y para un ano o culo yo era algo más, mente, espíritu, familia, valores. Decididamente no era lo mío, así que corté y allí terminó mi aventura gay.

Y entonces comprendí -- Desde que comencé a tener relaciones homosexuales comencé a caer resfriado casi todo el año con períodos de salud y otros de enfermedad y en cama, casi un mes en cama y tres meses convaleciente y curado, fue un martirio máxime que entreno box y similares y he perdido ir a torneos por estar en cama. El límite lo alcancé el año pasado cuando sufrí una gripe virósica que me postró más de dos meses y puso en peligro mi vida. Me alarmó y medité mucho al respecto. Y la conclusión fue

Mi psiquis no soportó ser homosexual pasivo, aunque hice muchos esfuerzos mentales y físicos para ser femenina, vestir de mujer, etc. y recibir penes en el culo, mi YO interior rechazó violentamente esa condición y sufrí ataques de resfrío agudos en invierno y verano. Y el año siguiente cogí una gripe violenta que hicieron temer por mi vida. Entendí el mensaje, aunque quiera NO soy ni seré gay no seré homosexual pasivo, ni mujer y con la alegría de ser de nuevo Yo mismo un Hombre. Yo corté de plano con mis machos. Hoy mi salud es excelente, no tuve enfermedad, ni resfrío, ni corona virus, nada -- Estoy muy saludable --
Gracias
FIN

This story from has been read 4 0 times

Report abuse in this erotic story

Reader comments on the erotic story

cookies policy Para su mejor experiencia del sitio utiliza cookies. Al utilizar este website Usted consiente el uso de cookies de acuerdo con los términos de esta política.