Ua trade de camping

Written by , on 2018-05-01, genre voyeur

De niño mis padres me solían mandar en verano al camping con mis tíos. Mi tió salia a trabajar por la mañana y volvía tarde a la noche por lo tanto me solía quedar con mi tía en el camping todo el día solo. Normalmente se acercaba alguna amiga de ella y pasaba el día con nosotros. Pasábamos el día en la piscina, yo jugando con mis amigos en el agua y ella pasando largas horas al sol.

Cuando tendría sobre catorce o quince años, uno de los días vino a pasar el día la cuñada de mi tía. Yo para esa época ya había descubierto los deseos sexuales, de hecho como te podrás imaginar viendo todo el día mujeres en bañador mi amiguito andaba duro como una piedra y siempre que podía buscaba una excusa para ir al baño a masturbarme.

Mi tía era una mujer alta rubia, delgada, no tenía mucho pecho, más bien poquito pero tenía un culazo que me volvía loco. Su cuñada sin embargo era todo lo contrario era pequeña, morena, gordita pero esta si, con unas tetas descomunales. No le solían entra en los trajes de baños y le asomaban por todos los huecos.

Aquella tarde mi tía tuvo que bajar al pueblo y dejo a su cuñada a mi cuidado. " Estate atenta que no se queme Pedro que ya sabes que es muy sensible y dale crema muy a menudo" le dijo mi tía a su cuñada. Ella le dijo que estaría encima de mi y se rió. En cuanto se fue mi tía, Gloria su cuñada, me llamo que saliera del agua que me tenía que dar crema. " Túmbate en la hamaca que te voy a dar crema". Me tumbé boca abajo y empezó a darme crema en la espalda y las piernas, y levantando el bañador un poco metió su mano por debajo de él y me dio crema a la altura del culo. " Vamos a dar un poco de crema aquí no vaya a ser que se te baje el bañador y te quemes el culo" y se echó a reír. A medida que me daba crema me iba calentando pero ya cuando me tocó el culo la erección que tenía era enorme. Me tuve que tirar un buen rato tumbado en la hamaca para que Gloria no se percatara del bulto que tenía en la entre pierna. Cuando conseguí que se bajará me di la vuelta y intenté hacer ver que estaba allí para tomar el sol, algo que no me gustaba nada. Gloria se levantó y me dijo que iba un momento al baño de la caravana, cuando paso a mi lado puso su mano en mi entrepierna y me dijo "parece que ya se ha bajado el bulto que tenias" y se marchó riéndose a carcajadas. Yo me quedé pasado y caliente a la vez. Salí un poco después hacia la caravana para así poder aliviar mi calor en mi cuarto. Para llegar a mi cuarto tenía que pasar por delante de la puerta del baño, para mi sorpresa estaba abierta, Gloria se estaba duchando. Estaba de espaldas podía ver su gran y bonito culo pero lo que estaba deseando eran ver sus enormes pechos, me los había imaginado cientos de veces e iba llegar el momento de poder verlos. Yo no me aguantaba y cogiendome la polla empecé a masturbarme mientras veía semejante espectaculo. Justo en el momento que se iba a dar la vuelta y vería esos pechos tan deseados note una mano en mis hombros. Horror era mi tia. Me quedé de piedra no podía decir nada balbuceaba y todo esto con la polla en la mano. Mi tía hizo un gesto de que no dijera nada, se puso detrás mío pegando su cuerpo al mio y cogiendome la polla con fuerza me dijo al oído" tu sigue admirando ese lindo cuerpo que yo voy arreglar lo de tu polla" y me empezó a pajear fuerte mientras abría la puerta con la otra mano haciendo que Gloria quedará delante nuestro y pudiera vernos a nosotros y nosotros a ella.
Lo que pasó a partir de ese momento queda en mi recuerdo, en el de mi tía y Gloria. Sobra decir que Gloria empezó a ser una asidua del camping como algunas amigas más de mi tía que querían conocer a Pedrito.

This story from has been read 4 2 9 times

Report abuse in this erotic story

Reader comments on the erotic story

cookies policy Para su mejor experiencia del sitio utiliza cookies. Al utilizar este website Usted consiente el uso de cookies de acuerdo con los términos de esta política.