Cuando conoci a mi prima

Written by , on 2019-08-04, genre fetichismo

Hace años cuando mis papás se estaban divorciando yo tenía 16, y, por problemas legales y falta de tiempo tuve que ir a vivir a casa de una tía para no perder años de la escuela.
Era una tía a la cual no frecuentaba mucho pero que le tenía mucho aprecio, vivía ella junto con mi prima en un apartamento relativamente pequeño, tenía todo junto, sala, comedor y la cocina a unos cuantos metros, el baño estaba a no más de 2 metros del comedor y junto a él la puerta a la habitación de mi prima y junto la habitación de mi tía, realmente era muy pequeño el apartamento, pero quedaba a pocas cuadras de la escuela.
Mi prima Rebecca en aquel entonces cumplía los 19, estudiaba la universidad y se le veía poco en el apartamento.
Al llegar me recibió mi tía, mi prima estaba fuera, pero me dijo que me instalara en la habitación de mi prima, que podía dejar ahí mis cosas y ya para dormir me colocaría una cama inflable. Más tarde como a las 9:00pm llego mi prima, realmente no la recordaba, había cambiado mucho desde la última vez que la vi, creció poco, no media más de 1.70mts, de cuerpo era realmente bonita sin llegar a exagerar, no tenía mucho pecho, pero no era plana, una cadera relativamente normal, de cabello claro a los hombros, un broche que le sostenía el pelo de su lado izquierdo y unos ojos verdes oscuros, llevaba puesto un suéter rosa de mangas más largas que sus brazos y una falda a cuadros negra con blanco, debajo unas mallas rojo suave y una botas negras. Nos saludamos sin mucho afán.
Llegada la hora de dormir mi prima y mi tía tuvieron una discusión corta con respecto a donde yo dormiría, al final mi prima se resignó y acepto su destino.
Nos acostamos, sin embargo, yo no podía conciliar el sueño, siempre es difícil hacerlo cuando duermes en otra casa, quizás pasaban de la una de la mañana cuando comencé a escuchar un ruido que provenía de la cama de mi prima, yo fingí estar dormido, no quería incomodar más de lo que ya lo había hecho, de pronto escuché que se levantó, tal vez para ir al baño, pero no, se detuvo justo a un lado de mí, no podía ver nada por la oscuridad pero el sonido de su ropa al moverse indicaban que se había hincado a un lado de mi ahora cama, yo seguí fingiendo estar dormido, de pronto sentí su mano tocar mi pierna a la altura de mis muslos, acercándose a mi entrepierna poco a poco, acostumbrándome ya un poco a la oscuridad entre abrí mis ojos y vi que mi prima estaba completamente desnuda junto a mí, hincada con las piernas abiertas, su mano apoyada en mi pene que poco a poco crecía y su otra mano en acariciando su vagina, no lo podía creer, seguí con mi plan de fingir estar dormido para saber hasta dónde llegaría. Después de no más de dos minutos ella recorrió la cobija que me cubría y lentamente comenzó a meter su mano debajo de mi pijama, no lo pude resistir más y sin que ella se diera cuenta acerqué mi mano a su vagina y la toque, casi pega un grito al sentirme, pero puso su mano, la misma con la que se estaba dedeando en su boca para contener el grito, le dije que no se preocupara que yo la ayudaría, me levante y no deje que ella lo hiciera, se quedó hincada tome su cabeza en la oscuridad y dirigí su boca a mi pene para que me lo chupara, lo hizo de una manera increíble, escuchaba como se atragantaba con mi pene erecto en su garganta y sus dedos que no dejaban de entrar y salir por su vagina, la habitación comenzó a oler a sexo, la levante y le dije que se inclinara en la cama, al hacerlo abrí sus piernas y le metí mi pene en su vagina toda mojada, entro con mucha facilidad, enterró su rostro contra las sabanas para amortiguar el sonido de sus gemidos tras cada embestida que yo le daba, en un momento mientras se la estaba metiendo me dijo que le diera por el culo, que eso le excitaba mucho y yo siendo buen primo lo hice, esta vez escuche un grito ahogado entre las cobijas, cada embestida era más fácil meterlo, de repente con una de sus manos me paso un consolador, me dijo que se lo metiera en la vagina sin dejar de meterle mi verga por el culo, así estuvimos hasta terminar satisfechos los dos, terminamos durmiendo hasta las 5 de la mañana y mi prima Rebecca con el culo lleno de mi semen

This story from has been read 4 2 1 times

Report abuse in this erotic story

Reader comments on the erotic story

cookies policy Para su mejor experiencia del sitio utiliza cookies. Al utilizar este website Usted consiente el uso de cookies de acuerdo con los términos de esta política.