Extranjera y pantalón de cuero

Written by , on 2018-10-04, genre voyeur

Me encontraba regresando del trabajo a las 6 de la tarde en taxqueña, iba en dirección a xochimilco. El tren aun no llegaba y ya había mucha gente esperando, no había vagones exclusivos para mujeres, en seguida vi varios culos pero decidí esperar y encontrar el mejor, y así fue. Llgo un tren y subió mucha gente y se lleno muy rápido, yo no vi nada que me inspirara a encoxar, entonces espere, y conforme pasaba el tiempo llegaban mas personas y mas mujeres, al voltear entre tantas personas veo que va llegando una mujercilla morenita, gordibuena, lentes, pantalón como pants negro muy ligero que no se cual sea su nombre. Yo calculo unos 20. Estaba linda, pero su acompañante estaba de infarto!
Una wera, rubia, alta, como de 1.79, 1.85, con carita de angel, nariz respingada, ojos verdes, lentes grandes circulares, cachetes rosados y el resto de la cara pálida al igual que los brazos, pelo en cola de caballo, blusa azul, un pantalón de mezclilla negro que denotaba un culo grande de extranjera, muy grande pero bien formado, como los de las películas xxx , se notaba bien en ese pantalón pegado sus 2 nalgotas blancas y como el pantalón se ajustaba al coño se msrcaban mas sus dos nalgotas... Tal vez tenía cara de unos Xvll o 18 pero cuerpo de Diosa madura, como las extranjeras, ustedes saben.

Entramos con empujones y ellas no alcanzaron lugar para sentarse y mejor aun, ya no habia espacio en medio, solo en la entrada. Hábilmente me acomode detrás de la wera, que se puso enseñando esas nalgotas a las puerta cerradas, enseguida empeze a tentar terreno, vi que había un tipo con su mano Rosando el culo de la morenita, y ella muy dejadita. Yo quería encoxar ese culote, pero estaba muy alta y tenía que pararme de puntitas, ya tenía la verga de afuera cubierta con mi playera,. No podía era muy resgioso, entonces tome mi mochila de lado, y lentamente fui arrimando mi mano, la ponía en su nalga y no decía nada, solo cosas en ingles con su amiga morenita que denotaba que nontendía nada, y era tocada por otro colega que yi veía, yo ya tenía mi mano apenas en su raja y ella sin decir nada, se abrieron las puertas y entró mass gente, eso me ayudo a acomodarme mejor por que se atasco el tren.

Había tanta gente y habilidosa mente me acomode detrás de ella, y a lado de mi el otro colega, los dos teníamos dos dedos metidos en su culito, discretamente los habíamos colocado y así nos quedamos y la wera ni se movía ni decía nada, solo volteaba pero no nos miraba, nosotros veíamos su rostro hermoso angelical. Yo me exite mas y me pare de puntitas, ya con la verga afuera se la puse a a esa wera en medio de sus nalgotas, y ella bien dejadota, mi colega solo le rozaba su nalga derecha con su mano, yo le rozaba con mi mano su nalgota izquierda y estaba con mi verga ya erecta en medio de su culisimo, había tanta gente que nadie nos miraba y yo iba muy cómodo parado de puntitas, dejando que ella apoyara su culote en mi verga, me acomodaba como si fuera su asiento .. Fue delicioso, ya tenía la verga de fuera y con mi mano izquierda sobando despacio su nalga izquierda... Así hasta que llegamos a la noria y la oerra bajo.

This story from has been read 4 8 6 times

Report abuse in this erotic story

Reader comments on the erotic story

cookies policy Para su mejor experiencia del sitio utiliza cookies. Al utilizar este website Usted consiente el uso de cookies de acuerdo con los términos de esta política.