Sumisa Sexual Usada con Correa y Cadena

Written by , on 2024-07-09, genre dominación


Nos encontramos una tarde en un café para conocernos en persona, y también para corroborar si entre nosotros existía la suficiente física y química para dar el siguiente paso...

En cuanto percibimos que en efecto, sí compartíamos la suficiente Afinidad y Empatía, decidimos irnos a un un motel para también compartir la Complicidad para disfrutar intensamente y sin límites de nuestra sexualidad.

Me había vestido para la ocasión, tal y como él me lo había pedido, con un mini vestido muy entallado con estampado de leopardo, que dejaba mis piernas al descubierto...

Además de unas muy sexys zapatillas de tacón alto de diseño Fetish también estampadas en Animal Print, con motas de leopardo.

Y complementando mi atuendo exterior, mi atuendo íntimo era un sexy juego de lencería conformado por una diminuta tanga y brasier, con el mismo patrón de estampado con motas de leopardo.

Era el atuendo que vestía en la foto de perfil de la cuenta que decidí abrir en una página web especializada en establecer contactos sexuales entre adultos con interés en disfrutar de Fetichismo y BDSM.

Cuando llegamos a la habitación, nos besamos y luego él me dijo muy directa e imperativa mente, que me arrodillara y le mamara la verga. No hubo ningún tipo de eufemismo, simulación ni tampoco edulcoración, solo una orden apremiante, honesta y directa.

-Empezaremos siempre así, Puta... Tú te arrodillarás frente a mí, y me mamarás la verga... - Me dijo con tono autoritario mientras se desabrochaba la bragueta de su pantalón y sacaba su verga.

Debo decir que, aunque era ruda, me agradó su actitud directa y honesta. Así que me arrodillé y me metí su verga erecta en la boca para comenzar a lamerla y succionarla...

Sentí como su verga erecta creció aún más y adquirió una rigidez pétrea dentro de mi boca, y después de unos minutos lo escuché gemir de placer.

Me tomó por sorpresa cuando me pidió que parara, e hizo que le mirara a la cara y me dijo:

- Eres una muy buena Puta mamadora de verga!... Ahora voy a ponerte tu collar, tu collar de Perra Sumisa y Obediente. Y siempre iniciaremos así, tú arrodillada, mamándome la verga y yo, colocándote tu collar de Perra... - Me dijo sonriendo mientras buscaba algo en el interior de una mochila que llevaba.

Escuché el típico sonido tintineante de los eslabones metálicos de una cadena mientras buscaba. Extrajo un collar negro de cuero ancho, con hebillas y puntiagudos estoperoles metálicos...

Yo estaba muy nerviosa, pero también bastante excitada, preguntándome:

¿Cómo tenía que comportarme? Agaché mi cabeza mientras él se acercó y me rodeó el cuello con ese notorio símbolo de poder.

-Por ser tu primera vez, ahora no te lo voy a apretar mucho... Eso será después, cuando ya tengas más experiencia. - Me dijo como tratando de tranquilizarme.

Mientras ajustaba las correas con las hebillas del collar, yo sentí la presión que ejercía collar sobre mi cuello. Era una sensación nueva para mí, y es imposible describir como fue que cuando ese hombre, prácticamente un desconocido, se transformó en mi Amo en cuanto me abrochó ése collar.

Mi nivel de excitación aumentó, pese a no saber muy bien que iba a ocurrir a continuación, ni tampoco que más cosas tenía guardadas en su mochila.

Quizás lo que más me excitaba en esos momentos era precisamente la novedad, así como también la incertidumbre, que estaba sintiendo imaginando hasta que punto llegaríamos ese día...

Entonces él extrajo de su mochila una corta cadena de perro con un asa de cuero en un extremo, y un destorcedor con un seguro de resorte en el otro. Y luego enganchó el seguro de resorte en la argolla metálica del collar y tiró de la cadena...

Luego me pasó un brillante antifaz plateado con brillantina que relumbró al refractar las luces de la habitación. Me lo entregó ordenándome que me lo pusiera, mientras me advertía que me iba a filmar para hacer un video XXX mientras me estaba usando...

Me coloqué el antifaz, pensando en que proteger mi identidad, más que un gesto de consideración, era una estrategia para otorgarme la libertad que el anonimato implica en un encuentro como el nuestro, en especial cuando se planea filmarlo...

Con un brusco tirón acercó mi cabeza a su entrepierna, tomé nuevamente su verga, y comencé a mamársela con gran fruicción, me estaba encantando la primicia de ser usada así, sentía una tibia humedad rezumando entre las piernas.

- Aaaahhh!!!!... Así!... Que buena mamada me estás dando Perra!!!... Aaahhh!!!... Que buena Sumisa Sexual eres!!! - Me dijo extasiado mientras yo, con mi collar y mi cadena, le mamaba la verga con verdaderas ansias.

-No te puedes imaginar lo preciosa que estás!... Aaahhh!!!... Eres una Fantasía Erótica y Sexual hecha realidad!... Aaahhh!!!... - Me decía entre gemidos de placer mientras enfocaba la cámara de video de su celular sobre mí.

Era más que evidente que más que gustarle, le había encantado usarme como su Esclava Sexual, así como a una Perra Sumisa y Complaciente con collar y cadena. Además de su Porn Star Exclusiva...

Cuando sentí su verga súper dura, pensé que estaba a punto de venirse, pero entonces se detuvo y me preguntó si quería probar algo más de lo que en la mochila….

Le dije que sí, así él que sacó de su mochila un juego de esposas metálicas, yo levanté mis manos y le entregué mis muñecas mientras que él colocaba los grilletes alrededor de ellas y luego hizo lo mismo con mis tobillos.

El característico sonido metálico de los clicks del mecanismo de cabestrante de las esposas cerrándose ceñidamente sobre mis muñecas y tobillos, así como también su calma para colocármelas me encantó y me pareció muy excitante.

Además él no dejaba de decirme lo preciosa que me veía y lo mucho que lo excitaba tenerme así. Rendida, sometida, algo asustada, pero también dispuesta a complacer todos sus deseos...

Me pareció increíble estar totalmente expuesta y vulnerable a un hombre extraño, y por paradójico que resulta la idea de estar esposada, encadenada y asustada, también me sentí muy libre y bastante excitada.

Un tirón mucho más brusco que el anterior me atrajo a su cadera, yo tomé su verga y abrí la boca. Él me penetró muy violenta y profundamente hasta que el erecto glande de su verga llegó a lo más profundo de mi garganta, y comenzó a bombearme muy fuerte y rápido.

Me estaba cogiendo muy violenta y salvajemente por la boca, sin ningún tipo de consideración...

Me usaba para satisfacer su lujuria, no obstante que en ocasiones me angustiaba la asfixia que su verga me causaba cuando me penetraba hasta el fondo y se quedaba quieto unos segundos así, yo estaba tan excitada, que estaba a punto de estallar en un intenso orgasmo.

Entonces sonó un zumbido que terminó en un sonoro restallido que impactó mi trasero y dejó una ardiente marca roja cuando el fuerte que no ví que extrajo de su mochila, entró en acción...

Un ahogado aullido de dolor fue suprimido por su erecta y palpitante verga profundamente insertada en mi garganta. Me sorprendió muchísimo que con el segundo fuetazo estallando en mi trasero, se desencadenara mi primer orgasmo...

Desde luego, esa no era la primera vez que me hacían venirme mientras le mamaba la verga a alguien que me estaba cogiendo profundamente por la boca.

Me fascina el sexo oral, lo disfruto muchísimo, al punto de poder llegar al orgasmo mientras lo hago. Yo había hecho muchas gargantas profundas y había recibido muchas descargas de semen en lo más profundo de mi garganta anteriormente...

Pero nunca en las muy excitantes circunstancias en las que en ese justo momento me encontraba por primera vez, descubriendo y experimentando.

Perdí la noción del número de fuetazos después del tercero, así como también del tiempo, hasta que mi Amo se quedó muy quieto y temblando con su verga erecta y palpitante insertada en mi garganta, bloqueando por completo el flujo del aire a mis pulmones...

Todas esas nuevas sensaciones tenían que florecer en forma de orgasmo e iba a ser muy especial. Él se dió cuenta de ello, y cuando estaba a punto de estallar de placer me dijo:

- Vente, Puta!… Dame tu primer orgasmo de Sumisa!... Vamos Perra, vente para mi!!... No pude más y sus deseos fueron órdenes para mi.

Pensé que me iba a desmayar por la asfixia, pero en lugar de eso, un nuevo orgasmo se sincronizó con los primeros chorros de la abundante descarga de semen con las que finalmente él estalló en el interior de mi garganta.

Ese orgasmo recorrió mi cuerpo, mis correajes, mi cadena y mis esposas metálicas tintineaton mientras me sacudía en un nuevo orgasmo para mi Amo.

Fue un orgasmo fue muy intenso, yo estaba completamente extasiada. En verdad no sé bien que era lo que me causaba más satisfacción, si poder volver a respirar, tragar los abundantes borbotones de semen, ó sentir las oleadas de placer que me estaban haciendo estremecer...

Cuando me había recuperado un poco de mis convulsiones de placer, tomé la verga aún palpitante de mi Amo, que me había extraído ya de la boca, y comencé a lamerla para tragarme los restos de semen que aún tenía, hasta dejarla completamente reluciente...

Cuando él llegó a su orgasmo, eyaculó casi todo el semen en mi garganta, pero se apresuró en retirarse a tiempo para que también alcanzara a terminar de eyacular algunos postreros chorros sobre mi cara, disfrutándo mucho de ver su verga chorreando semen sobre ella.

El había estado filmando con su teléfono celular como me había estado usando, incluso filmó cuando se me estaba viniendo...

Continúo tomándome algunas fotos con su verga aún erecta sobre mi cara escurriendo semen, enfocando el collar, así como también la cadena y las esposas.

Luego de eso, le pedí que me quitara el collar. Cerré los ojos y extendí mi cuello para que fuera liberado...

Yo estaba muy a gusto, ya me había acostumbrado a la sensación del roce y presión que ejercían tanto el collar, así como también los grilletes de las esposas sobre mi cuello, muñecas y tobillos.

Él me liberó de cada uno de los elementos que previamente usó para limitar mi movilidad, yo me puse de pie plenamente consciente que me estaba erigiendo como una Sumisa Sexual ante mi Amo.

Recogí todos los objetos, y los coloqué nuevamente en la mochila, se la dí, pero él me dijo que la mochila, y todo su contenido era mía a partir de ese momento.

Me hizo entrega de la misma, con la única condición que yo no podía, por ninguna circunstancia, negarme a usar el collar cada vez que fuéramos a tener un encuentro sexual...

Así fue como obtuve, tanto mi collar de sumisa, como también a mi Amo, y me convertí no solo en su Puta, sino en su Sumisa Sexual, su Perra Mamadora Obediente, su Esclava Sexual; e incluso también en su Porn Star y su Play Mate Exclusiva.

Nos recostamos y nos acurrucamos sobre la cama de la habitación, y él me mostró los video y fotos que me había tomado.

Me sorprendió muy gratamente el resultado de su filmación y fotografía, era muy evidente que tenía talento para capturar las candentes acciones sexuales y para que estos registros transmitieran la gran excitación y el placer que experimentaban ambos protagonistas de las muy candentes escenas captadas.

Luego de vernos captados en plena acción sexual explícita, ambos nos volvimos a excitar, y recuerdo que cuando llegamos a la revisión de las últimas fotos, yo ya le estaba ocupada mamándole la verga nuevamente a mi Amo y Pornógrafo Amateur.

Usé nuevamente todos los elementos de esa mochila, y algunos más que aún no había usado mi Amo cuando me usó a mí por primera vez...

Me usó varias veces más en aquella ocasión, y solo puedo resumir que no quedaron, ni cavidades corporales que no terminaran repletas del semen de mi Amo, ni tampoco un solo elemento de esa mochila sin ser usado también.

F I N





This story from has been read 4 9 times

Report abuse in this erotic story

Reader comments on the erotic story

cookies policy Para su mejor experiencia del sitio utiliza cookies. Al utilizar este website Usted consiente el uso de cookies de acuerdo con los términos de esta política.