MI HIJO, MI HOMBRE (Parte I )

Written by , on 2024-04-17, genre rómanticos

Me llamo José, me dicen Pepe, tengo 22 años ( de buen físico, por ser deportista, 1,68 m,) y vivo con mi madre Isabel tiene 37 años,( joven, estatura mediana, buenos senos, un hermoso culo, simpática, cabello largo ) esta historia empieza cuando yo tenía 14 años, estaba terminando primaria, una noche como las 9 yo regresaba de la calle, después de estar con mis amigos, como era un poco tarde abrí la puerta despacio, pero algo me llamó la atención, las luces estaban apagadas, solo estaba encendida la luz del pasadizo, entre sigilosamente, en eso escucho ruidos en el cuarto de mi madre, me acerco y oí voces, eran de mi madre y el de un hombre.
- Mi madre le decía, Víctor mi amor, me haces la mujer mas feliz, sí mi amor así, cáchame
quiero más pinga, quiero toda tu pinga mi amor.
- El pata le decía, Isabel mi amor, tienes la conchita ajustada, así me gusta,.....toma
más pinga, es toda tuya, dame tus tetas mi amor...….Isabel mi amor ya me vengo, voy a
terminar, voy a terminar.
. Mi madre decía espera mi amor, un ratito mas...….en eso mi madre gritó.....Víctor ya
me vengo, ya termino...…ay que rico, estoy terminando.
Yo tenía mi verga bien parada y sin hacer ningún ruido salí de la casa, esperé escondido en la esquina, para ver quien era, como a los 15 minutos salió el pata, pasó por donde estaba escondido, y logré ver quién era, regresé a casa mi madre abrió la puerta, sin regañarme, estaba contenta y sonriente.
- Mi mamá, me dijo hijo ve a dormir, que tienes que levantarte mañana temprano pal colegio
El grupo de amigos que teníamos frecuentábamos ya el chongo, ahí conocí a una puta la que se hizo mi amiga, una de las tantas noches le hablé.
- Amiguita, ya nos conocemos tiempo y nunca te he pedido un favor.
- Ella, me dijo papito, está bien que deseas, dime en que te puedo ayudar.
- Amiga enséñame a cachar, y también como puedo agrandar mi pinga.
- Ella, está bien yo te voy a enseñar a cachar y verás que las chicas no te van a dejar,
papito estas con suerte, me han traído unas pomadas de la selva justo para eso.
Yo iba cada tres días al chongo a buscarla, para la sesión, todo esto dio buenos resultados.
El pata Víctor, iba a mi casa cada 15 días, pasaron años.
Estaba en tercer año de secundaria, los patas habíamos formado un equipo de futbol, éramos la sensación. Los fines de semana nos reuníamos en un bar conocido de la ciudad para tomar pisco, era más barato que la cerveza, una de esas tantas noches, ya nos retirábamos del bar por falta de dinero, en eso escucho que me llaman.
- José, José ven toma asiento
Yo al voltear quien me llamaba, era Víctor, el cachero de mi vieja, acepté la invitación, me acerqué, me presentó a sus amigos, algunos me conocían por el futbol. estuvimos tomando como hasta la una de la mañana, en eso Víctor me dice al oído.
- Víctor me dice despacio, José, toma dinero vas, compras una caja de cerveza y me esperas afuera, yo salgo en 5 minutos.
Yo, me paré compré la caja de cerveza, esperé a Víctor salió como a los 10 minutos tomamos un taxi, le dio, la dirección, llegamos, era mi casa, Víctor tocó la puerta como a los 10 minutos salió mi madre, él la besó.
- Mi madre, le dijo, Víctor pensé que no venías, ya me estaba quedando dormida.
- Víctor.... como te voy a fallar mi amor. Isabel mira a quien te he traído.
- Mi madre....José, hijo, donde has estado.
- Víctor...Isabel no te preocupes ha estado conmigo.
- Mi madre...pasen no se queden afuera, está haciendo frío.
Entramos, ya dentro de la casa vi a mi madre que tenía una bata de seda transparente, Víctor la llevaba de la cintura a mi madre, en eso le agarró el culo.
- Mi madre....Víctor que haces, está mirando mi hijo.
- El pata...no te preocupes, no se ha dado cuenta.
Nos sentamos en la sala, me senté frente a mi madre, vi que no traía sostén, lindas tetas, tenía un calzón blanco en su hermoso culo, bien perfumada.
Estábamos tomando, Víctor llenaba con cerveza el vaso de mi madre, Víctor estaba mas tomado que nosotros se paró y.
- Víctor....Isabel ponte música, vamos a bailar para alegrarnos.
Mi madre puso música , Víctor sacó a bailar a mi madre, bailaban bien pegaditos, le agarraba el culo, la pegaba más hacia él, le daba la vuelta y rosaba el culo de mi vieja con su verga, que estaba seguro parada, en eso dejó de bailar.
- Víctor.....José, ven baila con tu vieja, no tengas miedo.
La jaló a mi madre y la puso a bailar conmigo, el perfume de mi mamá, era provocativo, ya estábamos borrachos, mi verga estaba bien parada y dura, en eso.
-Víctor.... José baila, como bailas en el chongo, tú sabes como, no te hagas.
Comencé a bailar más pegado a mi vieja, ella se dejaba llevar, sentía sus pechos junto a mi pacho rozando sus lindas tetas, esto me puso más arrecho, la tenía agarrada de la cintura, comencé a apretarla hacia mí con mas fuerza, no me decía nada, rosaba mis labios en su cuello, besaba sus hombros no me decía nada. En eso Víctor, se paró se acercó a mi madre por detrás, me agarró la mano y la puso en las nalgas de mi madre, esto me molestó
- Yo ….Víctor que te pasa, así no es la cosa.
- Mamá ya es tarde vamos a descansar, estamos borrachos.
Me fui a mi cuarto, estaba arrechísimo, la borrachera me venció, me dormí, pensando en lo que sucedió con mi madre, al día siguiente me levanté,,,,,.....CONTINUA PARTE II
-

This story from has been read 1 7 0 times

Report abuse in this erotic story

Reader comments on the erotic story

cookies policy Para su mejor experiencia del sitio utiliza cookies. Al utilizar este website Usted consiente el uso de cookies de acuerdo con los términos de esta política.