MIsocio y yo

Written by , on 2024-01-15, genre bisexual

Mi socio y yo tenemos una agencia publicitaria, la agencia es muy creativa y se permite de forma lúdica hacer uso de algunas sustancias como la marihuana.

Así que en la tarde me puse a fumar un poco de marihuana, y eso me puso un poco más relajado, así que me puse a ver un poco de porno, al principio mujeres masturbándose la calentura aumento hoy con la marihuana, relaje un poco más, y empecé a ver tríos, y luego cambié a Así que en la tarde me puse a fumar un poco de marihuana, y eso me puso un poco más relajado, así que me puse a ver un poco de porno, al principio mujeres masturbándose la calentura aumento hoy con la marihuana, relaje un poco más, y empecé a ver tríos, y luego cambié a trios bi, eso me empezó a poner más caliente que una vez, así que cerré bien la puerta y me saqué la verga para masturbarme. Me comencé a sentir más dura más caliente y empezó a mover más fume un poco más en mota … pronto empezó a hacer efecto mas rico, mas relajado… mas caliente… empecé a fantasear… mi mujer y yo en un trio… la veia a ella mamando , mientras yo me masturbaba… y me ponia mas caliente… depués ella me invitaba a mamar con ella… estaba muy caliente, muy caliente…

Abrí varias ventanas con diferentas videos, mujeres masturbandose, trios, bi mmf. Estaba viendo como 8 videos al mismo tiempo… todos eran un placer de sentidos, de movimientos, de entregas al placer.

Me baje los pantalones y seguí, estaba muy caliente pero tabién con mucha sed, la boca reseca no me dejaba masturbarme mas rico.. así que decidí poner pausa e ir a la cocina por un vaso de coca… me subí los pantalones y dejé en pausa los videos, para ir a la cocina por refresco. Me serví un buen vaso y aproveché para llevar algo de botana, serví en un plato papas y cacahuates que tenemos para los clientes.

De regreso a mi sesión de placer, vi al oficina de mi socio vacía. Supuse que ya se habría ido a su casa. Cuando entré a mi oficina, la sorpresa fue un momento impresionante de miedo, vergüenza, susto. Mi socio estaba Cuando entré a mi oficina, la sorpresa fue un momento impresionante de miedo, vergüenza, susto. Mi socio estaba viendo mi pantalla con una mano recargada en mi escritorio y con la otra en la silla.de pie junto a mi escritorio, viendo mi pantalla con una mano recargada en mi escritorio y con la otra en la silla. No sabía qué hacer, no sabía qué decir, solamente dejé el vaso de refresco y las papas sobre una mesa y me dirigí rápidamente a mi escritorio. Pasé entre él y mi escritorio y me senté en la silla y empecé a cerrar todas las ventanas. Lo más pronto que podía tratando de encontrar el Mouse sobre la pantalla. Estaba tremendamente nervioso y apenado… estaba enfocado en encontrar de cada ventana la “x” para cerrar las ventanas, de pronto pensé, apaga el monitor o no hagas mas… y me detuve un segundo. Fue cuando vi, que mi socio tenía la verga de fuera. Dura como piedra y cerca de mi cara.

No pense, no hice ningún juicio… solo dejé de hacer todo y le agarre la verga dura… la sentí en mi mano… la toque, dura, caliente, palpitando. La masturbé con un movimiento suave… y mi siguiente paso, fue metermela a la boca… comence a mamar, a sentirla dentro de mi boca… su respiración crecía, sus gemidos se sentían… su verga babeaba y se ponía dura y muy roja …movía la cadera, para metermela en la boca, yo con la mano y la boca, lo masturbaba.

ME la saqué de la boca, la mire de cerca y con las dos manos lo empece a masturbar… el no me veía, tenia los ojos cerrados, entregandose al placer… yo queria su verga, abria la boca, la lamia… la chupaba y lo masturbaba… de pronto se retiró y me dijo ya no puedo mas… así que me paré, lo moví un poco y me puse detrás de el… mi verga dira dentro del pantalón, estaba en sus nalgas, y lo empece a masturbar con la mano… sus dos manos sobre el escritorio, su verga dura y caliente entre mis manos… y mi pantalón mojado hacian eco del sexo y el placer… de pronto empece e a sentir como se intensificaban sus jadeoas y sus gemidos, así que apresuré el movimienoto de mi mano… y comenzó a chorrear mi escritorio… se vino delicioso en mi escritorio… se quedo inmovil, sin decir nada, se acomodó el pantalón, tomo un kleenex y limpió su semen… y salió por la puerta, como un zombie. MI verga estaba dura, mi corazón a mil por hora… había pasado y no sabía que mas hacer… me senté cerre mi computadora y me quedé disfrutando el viaje.

This story from has been read 2 2 times

Report abuse in this erotic story

Reader comments on the erotic story

cookies policy Para su mejor experiencia del sitio utiliza cookies. Al utilizar este website Usted consiente el uso de cookies de acuerdo con los términos de esta política.